Se levantan voces contra por los procedimientos ilegales en la reciente evaluación ambiental de HidroAysén

Correo electrónico Imprimir
Nuevas voces dentro de los servicios públicos y el gobierno han llamado recientemente al rechazo de HidroAysén, la masiva propuesta hidroeléctrica en la Patagonia, unas aún poniendo en duda la legalidad de la vuelta más reciente en la evaluación ambiental del proyecto. Esta nueva desaprobación del proyecto demuestra claramente que la campaña publicitaria de la empresa no ha tenido éxito. Durante los meses antes de la próxima vuelta en abril 2011, será crucial para estas voces, y más, seguir protestando contra este proyecto destructivo e innecesario. 
 
El proceso de la evaluación de HidroAysén empezó hace más de dos años en agosto de 2008. Desde entonces, la empresa ha entregado más de 15.000 páginas de informes, datos y mapas, pero todavía no ha dado información suficiente para meritar la aprobación. He descrito las falencias de los documentos aquí. Durante las primeras dos vueltas del proceso, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), entregaba algunos de los comentarios más duros sobre los planes de HidroAysén para las cinco represas propuestas. El quid de su argumento es el hecho que el proyecto intenta inundar una parte del Parque Nacional de la Laguna San Rafael y otras reservas protegidas tanto por la ley nacional como un tratado internacional. CONAF era una de los servicios públicos el cual había conducido sus revisiones con integridad y seriedad. Esperábamos que, durante esta tercera vuelta de la evaluación ambiental de HidroAysén en noviembre, estos servicios no cederían a la intensa presión política para aprobar este proyecto indigno.
 
No obstante, CONAF hizo exactamente eso, cuando entregó solamente dos comentarios, bastante débiles . El primero describe como la propuesta de HidroAysén no tendría un impacto “extraordinario” ni de “interés científico” dentro del Parque Nacional Laguna San Rafael, y por lo tanto puede ser aprobado. El segundo pide a HidroAysén usar palabras consistentes en su descripción de la flora autóctona del área. Esos comentarios crean un camino abierto para la aprobación de las represas y estarán contestados por la empresa a mediados de abril de 2011.
 
En respuesta, dos de los mayores sindicatos de CONAF públicamente declararon que la oficina nacional de CONAF cambió los comentarios entregados por la oficina regional sobre la más reciente evaluación de los impactos ambientales de HidroAysén con el fin de facilitar la aprobación del proyecto. Los presidentes de ambos sindicatos –el Sindicato de Trabajadores de la CONAF Región de Aysén y el Sindicato Nacional de Profesionales de CONAF– dijeron en una declaración pública que quieren informar a la gente que “los trabajadores que han participado en las evaluaciones del PHA realizaron una labor de evaluación acorde con la ética profesional y con el apego a las disposiciones legales que señalan las leyes que los rigen”. Ellos describieron los duros comentarios originales, los cuales manifiestan fuertemente que la inundación de HidroAysén al Parque Nacional Laguna San Rafael y las otras áreas protegidas violaría la ley nacional tanto como el tratado internacional, por lo que la propuesta no puede ser aprobada. Además, afirmaron que toda la tramitación contiene “irregularidades legales y presiones” desde el principio del proceso en agosto 2008 (algunos descritos aquí).
 
La declaración de los sindicatos vino casi inmediatamente después que la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo públicamente declaró que la propuesta de HidroAysén es ilegal debido a la inundación de las áreas protegidas y los Parques Nacionales. Ellos expresaron su desacuerdo con los comentarios de la CONAF Nacional y apelaron a los sindicatos de CONAF para tomar acción, lo cual ellos hicieron.
 
El gobierno está reaccionando a consecuencia de todo esto. La Comisión de Recursos Naturales del Congreso llamó al Director Ejecutivo de CONAF a testificar y explicar las decisiones de la agencia. El diputado Alfonso de Urresti, miembro de la Comisión de Energía en el Congreso, también aludió a las irregularidades de la completa evaluación de HidroAysén y llamó la situación con CONAF “brutal y arrogante.” En un debate televisado la última semana con el Director Ejecutivo de HidroAysén, Daniel Fernández, el senador Antonio Horvath dijo que, “Aysén no necesita de estos grandes proyectos para desarrollarse.  Tenemos vocaciones como para levantar nuestra calidad de vida y gravitar a nivel nacional e internacional sin HidroAysén…”  Hoy, él escribió en el diario El Mercurio que este proyecto provocará “una herida irreversible para la Patagonia chilena.”
 
Durante las últimas semanas, la campaña publicitaria de HidroAysén ha sido más agresiva de lo normal, al punto que algunos la califican como una campaña de “terror.” Avisos en la televisión muestran un apagón en un quirófano, causado cuando un repartidor toca el timbre en otro lugar, implicando que sin HidroAysén, el país tendrá una crisis grave. Eso es un mensaje descabellado, porque un informe técnico en 2009 pudo demostrar que Chile ya tiene una gran cantidad de proyectos energéticos aprobados para satisfacer la demanda nacional por varias décadas, sin la construcción de HidroAysén. Muchos chilenos entienden la discrepancia entre el mensaje de HidroAysén y la realidad; solamente en Twitter, cientos de personas han escrito su desacuerdo con la campaña publicitaria de la empresa (puede leer los mensajes aquí).
 
Desde el principio de esta reciente vuelta de la evaluación de HidroAysén, más de 21.600 ciudadanos del mundo han mandado cartas al gobierno chileno, a través del sitio web de las BioGemas de NRDC, pidiendo el rechazo de HidroAysén. Durante este período crítico, que es cuando cada voz importa, por favor, únete a ellos y a los miles de chilenos que luchan contra de este proyecto destructivo e innecesario. Pide al gobierno de Chile rechazar la propuesta de HidroAysén.

Por Amanda Maxwell, coordinadora para America Latina, Natural Resources Defense Council (NRDC)

 

¡Suscríbete hoy!

Columnistas Invitados

Columnistas Invitados hasta ahora incluidos:
Si usted desea contribuir con una columna de opinión, envíanos un correo electrónico a editors@patagonjournal.com.