Unesco: "Es mejor ser selectivo con el turista, que tener un parque quemado que nadie quiere visitar"

Correo electrónico Imprimir
El Mercurio - "Sucedió lo que tenía que suceder", decía Pablo Sepúlveda, dueño de Pared Sur, uno de los principales operadores de ecoturismo en la zona de Torres del Paine, mientras miraba impotente las columnas de humo que se veían a lo lejos, camino a Cerro Castillo. "Esto no es culpa de un turista. Es culpa de la falta de control", señalaba una y otra vez. "Ubica a Eduard Muller. El dijo que esto iba a ocurrir".
 
Después de casi tres semanas, aún no se dimensiona el daño que sufrió el parque. Ya se han quemado 16 mil hectáreas en el recinto y otras tres mil hectáreas que pertenecen a un privado, pero resulta difícil tomar conciencia del daño a la flora y fauna.
Eduard Muller está en su oficina de la rectoría de la Universidad para la Cooperación Internacional en San José, Costa Rica. Es miembro del Comité Asesor Internacional del Programa Biósfera de Unesco y ha participado como integrante del Comité de Gestión de la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos en Chile. "En los últimos 12 años, al menos uno lo he invertido en el sur de su país", explica.
 
-¿Cuál es su evaluación del desarrollo turístico que se está haciendo en Torres del Paine?
"Torres del Paine hay que mirarlo dentro del contexto de Magallanes, pues esta región puede ser un destino turístico único en el mundo si se llega a manejar con políticas congruentes. En los últimos años, he visto con frustración que en vez de avanzar, se retrocede".
 
-¿En qué sentido?
"En 2004, hicimos en conjunto con EuroChile, un estudio sobre la capacidad de carga turística del parque, donde recomendábamos, entre otras cosas, cómo manejar a los turistas y construir senderos. Conaf tomó este estudio y lo olvidó en un cajón".
 
-¿Ha hecho otros estudios?
"Hemos hecho muchos estudios con Sernatur, Fundación Omora, Universidad de Magallanes, Bienes Nacionales y con la propia Conaf. En 2006 hicimos uno para la zonificación turística de toda la Isla Sur de Tierra del Fuego, que abarcaba un millón de hectáreas, pues nos preocupaba que la afluencia masiva de turistas, a través de cruceros y la creación de senderos, terminaran por liquidar el turismo de esa región".
 
-¿Por qué está en contra del turismo del crucero?  Leer mas..


Share this page
Comments (0)Add Comment

Write comment
smaller | bigger

busy