Antes y después de las represas: Lo que nunca van a saber

Correo electrónico Imprimir
Editores: Recientemente, hemos recibido las siguientes fotos de Carolina Prato, un fotógrafo de Valparaíso. Estábamos desconcertados por el cambio sorprendente en el Valle de Auco, ubicado en la Región del Maule, y pidió a Carolina para compartir con nosotros sus reflexiones sobre estas imágenes.
 
"Conversando con unos amigos de la belleza de nuestros valles y lo incomparable de su variedad y riqueza en lo que respecta a especies de foresta, colores, texturas y lo hermoso que es caminar por esos lugares..fascinada escuchaba como describían este lugar..he esperado que mi hija crezca para comenzar largas caminatas en nuestro bosques, para que me acompañe a lugares como este.
 
 Y ! en medio de la tertulia, uno de ellos comento, que ya no era así,  que Auco, ya no es  lo que era, y lo que esta pasando  con la cantidad de proyectos relacionados con la industria energética  y el como entran en pequeños valles y generan represas.   Nuestros rostros cambiaron, y nos dijo... les mando las fotos!.
 
UFF! nada que decir, desolador, el ver la rapidez y anonimato como suceden estas cosas. Como dar a conocer este tipo de industria donde toman lugares sin ninguna conciencia, siendo que  se aprobó la mas grande represa que solucionara la demanda energética
 
Mi punto es, como transmitir que no es necesario tanto, que podemos vivir dignamente sin tanto consumo, y que el valor de preservar el ecosistema, lo nuestro con respeto,  que ninguna represa de ningún tamaño va poder reemplazar. Que si hablando de ganancias económicas y riqueza, las naturales son las mas beneficiosas  a largo plazo, son las que nos dan la seguridad de vivir y generar recursos para todos y para nuestros niños. Que hay mas que un MALL o  un camping de fin de semana reproducido....  invitar a  levantar la mirada y darnos cuenta que estamos en un lugar de la tierra privilegiado, que nos visitan y recorren grandes distancias para conocernos y que somos parte de un planeta extraordinario.  
 
Tal vez, algunos dirán que ingenua o suena a repetido. Pero que gran excusa podremos darle a nuestros niños: 'no se puede hacer nada, estamos en Chile, a si somos, etc'. Como si fuéramos un grupo humano de segunda clase donde la evolución no es posible para nosotros, la verdad no lo creo a si. Toda sociedad a pasado por los mismos errores, somos un país joven donde los cambios y mejoras son totalmente posibles, con constancia, disciplina, fe, cariño y autoestima."
 
 
 
 
 
 
 
* Se agradece la gentileza del material fotografico expuesto a Pablo Valenzuela y Claudio Magallanes.
 

¡Suscríbete hoy!

Columnistas Invitados

Columnistas Invitados hasta ahora incluidos:
Si usted desea contribuir con una columna de opinión, envíanos un correo electrónico a editors@patagonjournal.com.