Jaime Said mira a Argentina para replicar proyecto inmobiliario

E-mail Print

La Tercera - Una vez al mes, Jaime Said Handal se traslada a Frutillar. En esa ciudad de la región de Los Lagos, el empresario -que participa de Embotelladora Andina, BBVA y en proyectos eléctricos junto a Juan Claro- está desarrollando el proyecto inmobiliario Patagonia Virgin, un concepto que une vivienda, deporte, turismo y comercio en un mismo lugar. Durante casi una década maduró sin apuros la inversión de más de US$ 200 millones que considera la iniciativa hasta su etapa final; ahora, que está en plena ejecución de sus dos primeras fases, Said sigue mirando a largo plazo y ya piensa en el siguiente paso: expandirse a Argentina.

“Nuestra aspiración es llevar este concepto a otros lados de la Patagonia, eso incluye replicar esta idea en la Patagonia argentina. No queremos limitar la posibilidad de crecimiento”, señala el empresario. Con todo, agrega, el desembarco en otro mercado está previsto para más adelante y tendrá una diferencia respecto del desarrollo local: el proceso de internacionalización no será en solitario. Leer mas..

“Estamos abiertos a asociarnos si llegamos a concretar esa etapa de expansión, principalmente, por la mayor envergadura que tendría el proyecto”, indica. Incluso, asegura, ha recibido propuestas de inversionistas para establecer algún tipo de alianza, tratativas que no han prosperado. Por ahora, Said aclara que está invirtiendo en Frutillar parte de su patrimonio personal, a través de Inversiones Punta Larga.

Mientras espera la oportunidad para cruzar la frontera, el proyecto en el sur del país avanza “más rápido que velocidad de crucero”, dice, empleando jerga propia de la navegación, deporte que practica desde hace más de 20 años. Está vendido el 100% de la primera etapa que aún no se entrega y, en junio, comenzará la segunda fase. A su vez, ya cuenta con 60 socios para la cancha de golf y hacia fin de año esperan alcanzar los 100.

Clave para el empresario ha sido controlar los tiempos. “Hemos estudiado mucho el mercado para ir acotando los riesgos, porque estamos en una zona totalmente nueva, sin referentes”, explica.

El negocio inmobiliario no es riesgoso, aclara, pero muchos resort a lo largo del país han fracasado por falta de planificación. “Las fallas principales de otros proyectos es que construían y luego vendían, es decir, generaban la oferta y luego buscaban la demanda. Nosotros construimos en base a la demanda que tenemos y a partir de ahí crecemos”, indica Said.

Relevante para el éxito de un proyecto es también la especialización, señala. “No nos interesa, por ejemplo, irnos al norte, porque no tenemos experiencia en ese tipo de construcciones. Hay que tener claro qué tipo de producto se ofrece”, dice.

Patagonia Virgin es de largo aliento. Está pensado para completar su desarrollo en un período de entre 10 y 12 años. Aunque estaba listo para partir en 2008, la crisis de ese año lo colocó en compás de espera, comenta Said. Recién en 2011 se dio el vamos a su construcción. Leer mas.



Share this page
Comments (0)Add Comment

Write comment
smaller | bigger

busy