Gobierno informa al Movimiento por Aysén que Comité de Ministros no debiera ver reclamaciones sobre HidroAysén antes de seis meses

Correo electrónico Imprimir

CARV - No antes de seis meses el Comité de Ministros iniciaría el proceso de revisión de las múltiples reclamaciones que tanto la ciudadanía como la sociedad de Endesa y Colbún presentaran en contra de la resolución de calificación ambiental que el 9 de mayo de 2011 aprobó HidroAysén. Este plazo abre una ventana para la realización de la consulta ciudadana en la región de Aysén sobre los proyectos hidroeléctricos proyectados, que se encuentra en el punto 4 del petitorio del Movimiento Social por Aysén, dado que en el caso de río Cuervo el fallo de la Corte Suprema pidiendo nuevos estudios geológicos aplazaría por un período incluso superior una nueva votación sobre la iniciativa.

Tal definición fue confirmada el miércoles en Santiago durante la reunión que sostuvieron dirigentes con el subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, el director del Servicio de Evaluación Ambiental, Ignacio Toro, y el jefe de la División de Recursos Naturales del ministerio del Medio Ambiente, Leonel Siérrala, quien actúa a la vez como subsecretario subrogante.

Patricio Segura, representante del Movimiento Ciudadano Patagonia sin Represas y Patagonia Unida en la mesa del Movimiento Social por Aysén, explicó que la solicitud de que el gobierno espere los resultados de un proceso de este tipo antes de aprobar o rechazar los proyectos estaba contenida tanto en el petitorio como en la carta que se envió al Presidente Sebastián Piñera antes del 21 de mayo. Además, la posibilidad de estudios independientes sobre las materias relacionadas con los proyectos río Cuervo e HidroAysén.

Sobre el plazo que se dio para comenzar a ver las reclamaciones, expresó que “hay ahí una ventana que nos permite avanzar en la consulta regional sobre los proyectos hidroeléctricos, para que el gobierno pueda tomar una determinación considerando esta opinión”. Aunque ya existe una comunicación en este sentido por parte de Leonel Siérrala, esto será oficializado durante los próximos días mediante oficio de Ignacio Toro.

En el tema de los estudios alternativos a la evaluación de impacto ambiental, algunos avances se lograron en relación con ambos proyectos. Para río Cuervo se verá la vía de realizar un estudio independiente sobre todo lo relacionado con la geología, vulcanología y sismología de los lugares donde se pretenden materializar los embalses, que es la mayor preocupación de la comunidad de Aysén, según confirmaron en la ocasión la alcaldesa Marisol Martínez y la concejala María Inés Oyarzún. Por lo pronto se avanzará en los términos de referencia de este trabajo.

“Y en el caso de HidroAysén, como están pendientes las reclamaciones, se abordó que las más importantes, las más complejas, se vean con estudios independientes para que haya un pronunciamiento externo al respecto” explicó Segura. Para esto, se vio la posibilidad de que la mesa avance en las materias que debieran ser abordadas.

Sobre estos dos temas se sostendrá una reunión que se realizaría el 18 de junio Leonel Sierralta a la región de Aysén.

Subdere: Legalidad y financiamiento

Miguel Flores, junto al asesor Álvaro Villanueva, se refirió específicamente a la legalidad de una consulta ciudadana liderada por los municipios para conocer la opinión de la ciudadanía sobre los proyectos hidroeléctricos. También abordó la forma de financiar tal proceso.

Sobre lo primero explicó que la figura de plebiscito comunal no corresponde toda vez que preguntar si la gente está de acuerdo o no con proyectos hidroeléctricos no se enmarca dentro de las atribuciones municipales. A esto se agrega que la restricción de no poder realizarse referéndum locales en año de elecciones municipales y sólo hasta 9 antes de la presidencial o parlamentaria obligaría a efectuarla sólo en los meses de enero y febrero, y mediados de marzo de 2013. En tanto una consulta ciudadana no vinculante, que permite inquirir sobre las materias que se estime pertinentes, tampoco sería viable a la luz del dictamen 16.363 de 2001 de la Contraloría de la República, mediante el cual ha determinado que los municipios no pueden realizar consultas no vinculantes mientras “no se regulen por una ley”, lo cual hasta la fecha no ha ocurrido.

En este sentido, una vía de solución es que “los municipios efectúen otros procedimientos de participación ciudadana, como sondeo presencial de opinión o encuesta de opinión presencial, o algún nombre que permita que la gente vaya a un lugar físicamente y dé su opinión y eso sirva de insumo a la autoridad cuando tenga que tomar una determinación”. Para esto, se abordará con todos los alcaldes que expresaron voluntad política de realizar la consulta, que emitan las ordenanzas correspondientes para la realización del proceso.

Con relación al financiamiento, para este año la Subdere no tiene partidas que le permitan transferir recursos a los municipios para tal fin, por lo cual se está manejando la alternativa de incorporar este ítem en la discusión sobre el presupuesto 2013. “Así la consulta se podría realizar el año 2013, entonces ésta es la vía que hemos estado viendo con la finalidad de avanzar en esta sentida aspiración de la región de Aysén de emitir su opinión frente a los proyectos hidroeléctricos” puntualizó el dirigente.

Para abordar estas materias, se espera agendar una futura reunión con el subsecretario de Desarrollo Regional, en la cual cerrar el acuerdo con el pleno de la mesa del Movimiento Social por Aysén.

 

Comments (0)Add Comment

Write comment
smaller | bigger

busy