Primera ascensión al Selk’nam (video)

Correo electrónico Imprimir
Por Michael Sanchez
 
Nota del editor: En la edición actual, nuestra columna de montañismo describe la primera ascensión del Selk'nam, una espectacular cumbre en Parque Tagua Tagua, ubicado en Puelo, Chile. El autor, Michael Sánchez, junto con otros cinco miembros de su club de montañismo Selknam en Puerto Montt, fueron los primeros en escalar esta pared de granito de 400 metros, abriendo un nuevo destino de escalada en el sur de Chile. Aquí hay un video junto con los párrafos introductorios del artículo.
 
 
 

 
Pocos lugares reúnen tantos atributos como este parque del sur de Chile: belleza escénica, montañas vírgenes, lagos perdidos, árboles milenarios, aguas cristalinas y un sinfín de paisajes por descubrir. Si a ello sumamos que esta iniciativa privada tiene un sello de conservación y responsabilidad ambiental, nos encontramos ante un proyecto que tiene el potencial de beneficiar a las siguientes generaciones de escaladores, excursionistas y amantes de la flora y fauna.
 
Nuestra inquietud por conquistar esta hermosa cumbre tiene larga data, desde que vimos por primeras vez estas extrañas paredes que se veían al navegar las aguas del Lago Tagua Tagua. No se sabía mucho de éstas, puesto que se encuentran alejadas y aisladas. Por ello, en cuanto nos enteramos que con la creación del Parque Tagua Tagua se abría la posibilidad de alcanzarlas y escalarlas, de inmediato nos contactamos con la dirección del parque, quien nos dio todas las facilidades para cumplir nuestro propósito.
 
Después de algunas reuniones para definir bien los detalles de nuestro viaje, arribamos el 16 de febrero al lago, con las expectativas y la motivación que caracterizan a nuestro equipo, formado los hermanos Falco y Yetro Henríquez Zarate, Jorge “Chispa” Sepúlveda, Eduardo “Tepiteo” Flores, José Dattoli y quien escribe.
 
Una vez en el parque, nos abocamos de inmediato a nuestro objetivo: llegar a la base de la pared y para después escalar. Caminamos cerca de cinco horas por un sendero que serpentea a través de selva valdiviana, porteando nuestro equipo hasta el final de la huella, donde llegamos al refugio “Los Quetros”. Desde aquí todo es nuevo, territorio inexplorado.  
 
Para leer el artículo completo, suscríbete aquí, o descargue la edición digital de Patagon Journal través de ZinioiTunes Newsstand de Apple, o Appstore para Android en Amazon.com

 

 

¡Suscríbete hoy!

Destacados en Directorio