Puesco Fest: una fiesta por los ríos libres

Correo electrónico Imprimir
 
 
Volcanes nevados, lagunas andinas, ríos rápidos y un denso bosque nativo forman parte del tesoro que esconde la zona cordillerana de las comunas de Pucón y Curarrehue. Un lugar que incluso por estos días mantiene vigente su cultura mapuche y toda una cosmovisión que se basa en una profunda conexión con la tierra. Sin embargo, en los últimos años este rincón se ha visto seriamente amenazado por una serie de proyectos hidroeléctricos de pequeña escala. Solamente en los ríos de Pucón y Curarrehue, ubicados en la Región de la Araucanía en el sur de Chile, hay otorgados 59 derechos de aprovechamiento hidroeléctrico de aguas.
 
La central hidroeléctrica de pasada Epril es uno de los proyectos que mayor revuelo ha generado en la zona debido a que afectará el rápido “Tres Troncos” del río Puesco Alto, considerado una de las mejores secciones de aguas bravas de Chile y que en 2012 fue presentado al mundo en el marco del Grand Prix de Whitewater, evento que trajo a algunos de los mejores exponentes de kayak del planeta.
 
Frente a este panorama, un grupo conformado por chilenos y extranjeros residentes del área comenzó a organizarse con la intención de visibilizar este preocupante escenario y luchar para que los ríos de la Araucanía corran libres. Fue en este contexto que nació la idea de Puesco Fest, un festival cultural y ambiental que se efectuará los días 21, 22 y 23 de noviembre en Puesco.
 
“Quisimos probar algo diferente y en vez de hacer una protesta pensamos en realizar una celebración para mostrar el valor que tiene este lugar en su estado natural”, explica John Groth, uno de los organizadores del evento que contará con presentaciones musicales, proyección de documentales, talleres de yoga, puestos de artesanía local y competencias de kayak, entre otras actividades. Es así como también se busca mostrar todas las posibilidades que entrega este valioso territorio.
 
“Ahí vive una cultura mapuche con su cosmovisión latente. Ellos creen que todo es sagrado, no solamente un río en específico o un tipo de planta. Es uno de los pocos lugares en el mundo donde todavía se encuentra un río y un bosque tan virgen, pero que también está poblado con una cultura local tan viva. Son por los mismos valores y creencias de este pueblo que la zona se ha preservado”, agrega Groth, quien trabaja en el área desde 2005 como guía de kayak.
 
A través de los años, los organizadores del festival han visto cómo las empresas hidroeléctricas han comenzado a generar un fuerte impacto social, destruyendo comunidades indígenas locales a través de la división de familias y vecinos con la finalidad de abrir el camino para el desarrollo de los proyectos.
 
Andrés Macías, otro de los gestores del evento, critica la nula visión de futuro por parte de las autoridades y el escaso diálogo que se ha generado. “Somos el último eslabón de la cadena para que ellos puedan concretar sus proyectos. Nosotros vivimos en el territorio y somos los primeros afectados, pero no nos preguntan ni consultan nada. Lo más amargo de esto es que nos quedamos sin ningún recurso y finalmente el dinero va a parar a las personas más ricas del país. No cabe en la cabeza cómo puede haber gente con tanta ambición”, señala con un claro tono de impotencia.
 
Por eso la importancia de realizar Puesco Fest radica en invitar a personas de diversos lugares para expandir el mensaje de mantener los ríos libres y proteger una zona de gran valor en términos ambientales, turísticos y culturales. De esta forma, los creadores de la iniciativa confían en poder luchar contra la enorme desinformación que existe entorno a lo que está sucediendo en Pucón y Curarrehue.
 
Y es que de no ocurrir un cambio real, el futuro se ve bastante incierto. “En 15 años más todos los afluentes del río Trancura estarán con centrales de paso, piscicultura y cables de alta tensión pasando por los campos. El desarrollo que intentan promover es destrucción, no es progreso, es algo que realmente va a cambiar el lugar a una zona industrial, siendo que ahora es tranquilo y la gente vive en otro ritmo. De verdad, lo que es un paraíso para nosotros es también un paraíso para las empresas”, sentencia el estadounidense John Groth.
 
Para más información sobre el evento, visita www.puescofest.org
 
 

¡Suscríbete hoy!