Naturaleza y pesca en el Destino Aysén Patagonia

Correo electrónico Imprimir

 

 


 PUBLIREPORTAJE: Sernatur Aysen


 

Un paisaje soñado, con largas jornadas de relajo y entretención, conjuga la práctica de la pesca recreativa, en el Destino Aysén Patagonia, para aquellos que quieran disfrutar de este deporte, en medio de uno de los escenarios más hermosos del extremo sur de Chile, destacado tanto a nivel nacional como internacional.

La temporada de pesca -que comienza en el mes de octubre y se extiende hasta la segunda semana de mayo-, recibe cada año a cientos de experimentados y aficionados pescadores que a orillas de algún río o lago, disfrutan de esta práctica deportiva, que desde los años 80 caracteriza a la Región de Aysén, situándola como uno de los mejores destinos para pescar en el mundo.

Es así como muy cerca de Coyhaique, epicentro urbano de la Región de Aysén y recomendado centro de operaciones, se encuentran más de treinta alternativas entre ríos y lagos, que permiten al viajero vivir una experiencia de inspiración y aventura inolvidable. 
 
 
 

A tan solo 25 kilómetros al suroeste de Coyhaique, se encuentra el sector de Los Cuatro Lagos. Como el primero de la ruta emerge el Lago Frío, el cual puede apreciarse desde la carretera. Posteriormente, los lagos Pollux, Castor y Thomson bordean un sobrecogedor trayecto colmado de praderas de árboles nativos como ñires y lengas. En este punto es posible obtener una de las mejores postales para el recuerdo.
 
En cualquiera de estos lagos, y ya muy cerca del límite con Argentina, es posible practicar pesca con mosca o pesca con devolución y vivir mágicos momentos al experimentar la estepa patagónica y extraer truchas marrones o arcoíris, así como otras especies.

También muy cerca de Coyhaique está la alternativa de cambiar de escenario y disfrutar de la pesca en distintos puntos de la, siempre verde, carretera pavimentada que une dicha ciudad con la de Puerto Aysén. Aquí, se aprecian diversas especies arbóreas nativas como el canelo, la tepa, los llamativos chilcos rojos y el característico calafate, arbusto con un fruto del mismo nombre, que el viajero debe probar para tener la oportunidad de volver a la Patagonia, según dicen los lugareños.

El cielo también proyecta lo suyo. Avistamiento de cóndores, Martín pescador, chucaos y otras variadas aves, son posible de apreciar durante las horas de pesca.
 
 
       
 
  
 
No puedes dejar de conocer
Según los experimentados en este tipo de práctica deportiva, no se puede dejar de conocer el Río Ñireguao, a 25 kilómetros de Coyhaique, en Villa Mañihuales, en el cual es posible encontrar a la trucha fario, tan característica en la Patagonia.

Así también, a 124 kilómetros de Coyhaique, se encuentra el Lago Las Torres, que conjuga la práctica de la pesca con una zona para camping y quinchos para asados que llaman a nadar rodeado de una naturaleza cautivadora.

La pureza en los sabores de los productos gastronómicos locales, como el cordero, la centolla, entre muchos otros, así como sus 13 cervezas artesanales elaboradas con las aguas más cristalinas, hacen de éste un privilegiado de visitar.
 
 
 

Cualquiera sea la experiencia que se quiera vivir en la Patagonia chilena es innegable la  estrecha conexión con los valores asociados al resguardo del medio ambiente, como la conservación y la contemplación.

El Servicio Nacional de Pesca, es el organismo que reguarda estos aspectos y entrega las licencias, las cuales son posibles adquirir en línea ingresando a www.pescarecreativa.sernapesca.cl

Conocer el Destino Aysén Patagonia es una aventura de absoluta conexión con la naturaleza y con uno mismo, sus mágicos colores y sonidos te acompañaran por siempre.
 
*Este contenido se ha pagado y escrito por nuestro Auspiciador
 
 
 

¡Suscríbete hoy!

Destacados en Directorio