NOLS Patagonia: Entrevista con su director, Raúl Castro

Correo electrónico Imprimir
Foto: Felipe PimentelFoto: Felipe Pimentel
 
 
Con más de 25 años de historia en Chile, esta escuela de liderazgo y actividades al aire libre ha procurado expandir su filosofía mediante una creciente cantidad de cursos. 
 
Por Ignacio Palma
 
En 1993, Raúl Castro vivía en Santiago. Era estudiante de educación física y también guía de mountain bike. En dependencias de la universidad, representantes de la National Outdoor Leadership School (NOLS) Patagonia hacían una exposición con diaporamas. Él y otros 15 compañeros asistieron a la jornada.  Si bien todos terminaron siendo alumnos de NOLS, Castro fue mucho más allá.  
 
Se inscribió en un curso impartido en inglés. Tuvo éxito a pesar de que el idioma anglosajón le complicaba. Se convirtió en instructor para innumerables y diversas expediciones. Por 10 años estuvo a cargo de la ya extinta sucursal de Magallanes. Trabajó en todo tipo de división: desde raciones, pasando por la sala de equipos, hasta la subdirección. En 2014, se convirtió en director de NOLS Patagonia, cargo que mantiene hasta hoy. 
 
“En este mundo loco donde vivimos, todavía existe gente como nosotros que puede entregar un granito de arena para darse un tiempo y mirar alrededor. Tenemos un paisaje y lugares increíbles para recorrer, tanto en Chile como en el extranjero”, reflexiona confiadamente el directivo del establecimiento en este rincón del planeta. 
 
 
Raúl Castro, director de NOLS Patagonia. Foto: NOLSRaúl Castro, director de NOLS Patagonia. Foto: NOLS
 
 
En 1965, NOLS fue fundada por el destacado montañista Paul Petzoldt, en la cordillera Wind River de Wyoming, Estados Unidos, como un programa para instructores de Outward Bound. Hoy, cuenta con escuelas en distintas zonas de Estados Unidos, además de Australia, Nueva Zelanda, Suecia, Noruega, India, Tanzania, México y Chile. Ofrece programas en distintas disciplinas: montañismo, kayakismo, cabalgatas, senderismo, inmersión cultural y escalada en roca.  
 
En tanto, NOLS Patagonia abrió en Coyhaique hace más de 25 años. Actualmente, existe una variedad de cursos de distinta duración. Desde los de siete días para Maestros de No Deje Rastro, pasando por 30 días en montaña, escalada en roca o kayak, hasta un curso anual impartido en inglés, que consiste en una expedición de 135 días, combinando diferentes disciplinas. Todo esto se imparte bajo la filosofía NOLS, consistente en potenciar las capacidades de liderazgo en cada uno de sus alumnos. 
 
En los últimos años, la sucursal de Patagonia ha tenido una gran demanda de participantes. Cada temporada comparte con su par de Alaska el segundo y tercer lugar en cantidad de inscritos anuales –después de la central en Lander, Wyoming–. Sólo el año pasado, recibieron a 470 alumnos.
 
 
Foto: Felipe PimentelFoto: Felipe PimentelFoto: Lauren HughesFoto: Lauren Hughes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Patagon Journal: ¿Qué diferencia a NOLS de otras escuelas de este tipo? 
Raúl Castro: Enseñamos técnicas básicas para sobrevivir al aire libre. Sin embargo, al estar acampando por períodos prolongados, desarrollamos las habilidades blandas, como la comunicación, relaciones humanas en expediciones y manejo de riesgos. La vida es 24/7. Estamos todo el tiempo compartiendo el uno con el otro, casi como un reality show. Tanto los instructores como alumnos deben ir resolviendo los problemas sobre la marcha. Se crea una dinámica que te ayuda a integrar en la vida, aparte de una experiencia de estar aprendiendo las técnicas básicas para estar cómodo al aire libre. Somos una escuela técnica en las secciones de kayak, montaña o escalada en roca, pero si uno realmente quiere ser el mejor escalador en hielo, no va a tomar un curso NOLS (…). Uno piensa que el clima o las habilidades técnicas van a ser lo más difícil de una expedición, pero probablemente no. Lo complicado es el cómo lidiar con un grupo de gente durante un largo período de tiempo. 
 
¿Es esto último un punto clave en el curso?
Uno se da cuenta que no va preparado para eso. Y a diferencia de otras sucursales NOLS, nuestros instructores eligen dónde van, ya sea escalando o kayakeando (sic). Eso lo hace mucho más motivante. Y muchas veces van a lugares que nunca han estado. El desafío es mayor para ellos, y hace que todos aprendan mucho más. En este caso, el conocimiento previo es mínimo, entonces convierte la expedición más real. 
 
Dentro de las numerosas claves que otorgan para ser un buen líder, destaca el buen comportamiento de expedición (expedition behavior). ¿Podrías explicar un poco más esto?
Desde un principio se habla del expedition behavior, que es mantener un ambiente abierto a las diferencias, al conflicto, al respetarse, al creer que no hay una sola respuesta, sino que hay muchas, y que todas llegan al mismo lugar. En el curso fomentamos a respetar los distintos roles. Todos parten en etapa de aprendizaje, pero luego van tomando distintos roles, ya sea como seguidores activos, líderes del día o trabajando con sus propios liderazgos para ser un mejor expedicionario (…). En muchas expediciones a veces la parte técnica no es la que falla, sino que las relaciones humanas, como los egos o la competencia. Al estar en un curso NOLS uno aprende a respetar estas diferencias. En definitiva, pienso que el expedition behavior te ayuda a ser una mejor persona.  
 
Y más allá de eso, uno no debe olvidar que la naturaleza también manda.
Seguro. Y eso es lo bueno de una expedición. Los instructores o alumnos pueden planificar muchas cosas, pero en definitiva, el “cuarto instructor”, que es el clima o el medio ambiente, son fundamentales para lo que está pasando. Son experiencias reales y eso totalmente te hace trabajar en condiciones al límite. Controlamos riesgos, pero es imposible fiscalizar cada uno de ellos. Trabajar al límite te provoca a ir más allá. 
 
 
Foto: Felipe PimentelFoto: Felipe Pimentel
Foto: Ignacio PalmaFoto: Ignacio Palma
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cultura de mínimo impacto 
Desde su apertura en Chile, NOLS Patagonia ha tenido estrecha relación con la Corporación Nacional Forestal (Conaf). En 1993, se llevó a cabo el primer curso de Maestro No Deje Rastro dirigido a los guardaparques de este organismo estatal. La alianza se ha mantenido a lo largo del tiempo, con capacitaciones a personeros de la organización en las V, X, XI y XII regiones. Además, en la actualidad realiza cursos similares a trabajadores de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama). Principalmente, estos programas educan sobre técnicas de acampada y viajes con mínimo impacto, así como también enseñanza y planificación de expediciones al aire libre.  
 
“Creamos una cultura de cuidado al medio ambiente. Y, a la vez, capacitamos a gente para que esté más preparada en manejo de riesgos y en cómo educar al aire libre”, explica al respecto Raúl. 
 
En Chile ha aumentado la tendencia a realizar actividades al aire libre, pero al mismo tiempo, podría conllevar un problema debido a la escasa educación respecto al impacto en el medio ambiente, como ha sido el caso de Cochamó. ¿De qué manera NOLS puede ayudar a revertir esto?
Por eso es súper importante que NOLS Patagonia esté creciendo. Durante los últimos 10 años, en Chile ha aumentado en forma exponencial la cantidad de gente que realiza actividades al aire libre. Es genial que también nosotros estemos enviando a gente después de nuestros cursos, que pueden pasar este conocimiento a personas que están aprendiendo sobre cómo hacer actividades al aire libre de forma segura y responsable.
 
 
 
 
 

¡Suscríbete hoy!

Destacados en Directorio