Organizaciones ambientalistas: Cauto optimismo ante decisión de Endesa

Correo electrónico Imprimir
Río Puelo. Foto: Jimmy LangmanRío Puelo. Foto: Jimmy Langman
 
Dos de las instituciones más importantes que luchan contra proyectos de represas hidroeléctricas en la Patagonia, la Fundación Futaleufú Riverkeeper y la Corporación Puelo Patagonia, han reaccionado con cauto optimismo ante la renuncia voluntaria a los derechos de agua de la empresa energética Endesa Chile, en los afluentes por los que han buscado preservar.
 
En un comunicado publicado el 31 de agosto, la directora ejecutiva de Futaleufú Riverkeeper, Rocío González, atribuyó este hecho como una señal de victoria por parte de las comunidades del río ubicado en la provincia de Palena, Chile. “Ahora, hacemos un llamado al Gobierno y a los políticos a escuchar a la gente, y a estar de acuerdo en que nuestros ríos son lo suficientemente importantes para ser protegidos de forma permanente”, declaró.
 
Asimismo, Patrick Lynch, director internacional de esta organización sin fines de lucro creada en 2012, manifestó que planificarán métodos para asegurar los derechos de agua en zonas estratégicas del “Futa”, y mantenerlos con fines de conservación. “Lo que debemos hacer ahora es un llamado público a realizar reformas necesarias al código de aguas para poner fin a a la privatización de los derechos de agua. En este sentido, la noticia nos ha dado motivos para unirnos y manifestarnos en favor de la causa común”, dijo.
 
Río Futaleufú. Foto: Jakub SedivyRío Futaleufú. Foto: Jakub SedivyKayakistas seguirán disfrutando del Futaleufú. Foto: Jakub Sedivy Kayakistas seguirán disfrutando del Futaleufú. Foto: Jakub Sedivy
 
 
En tanto, la Corporación Puelo Patagonia, gestora del movimiento ambientalista “Puelo sin Torres”, igualmente celebró la decisión de la filial local del gigante energético español-italiano, Grupo Enel. Frente a esto, los dirigentes catalogaron que es un evidente ejemplo que debiera seguir Mediterráneo S.A., la otra compañía que amenaza la cuenca de los ríos Puelo y Cochamó. Este proyecto, aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental de Los Lagos el año pasado, consiste en la instalación de una central hidroeléctrica de pasada en la confluencia de los ríos Torrentoso y Manso, sector La Junta, en la comuna de Cochamó. Junto a esto, planean la construcción de una línea de transmisión de 63 kilómetros de extensión en el área de Puelo, que utilizaría 203 torres de 38 metros de altura.
 
“La señal que nos da Endesa con la renuncia a los derechos de agua en el río Puelo, es también un mensaje directo a Mediterráneo, en el sentido de que las Energías Renovables No Convencionales están llevando la pauta en Chile y que están bajando los precios. No son rentables los proyectos hidroeléctricos de gran envergadura y tienen una férrea oposición de la comunidad. Con esto, los dueños de Mediterráneo tienen mucho más que perder que ganar”, comentó Rodrigo Condeza, presidente de la corporación.
 
Cabe recordar que Endesa Chile desistió a los derechos de aprovechamientos de aguas asociados a cinco proyectos hidroeléctricos. Junto al de los ríos Futaleufú (1.330 MW) y Puelo (750 MW), se suman los afluentes Cautín (14 MW), Chillán (17 MW) y Huechún (40 MW). “La voluntad de Endesa Chile es que sólo se llevarán a cabo iniciativas que sean viables técnicamente, económicamente y que cuenten con la aceptación de las comunidades donde estarán insertas”, dijo el gerente general de la compañía, Valter Moro. “En el caso de estos proyectos (…) hemos concluido que no son viables, por tal motivo estamos devolviendo estos derechos de agua al país para que puedan ser utilizados para otro tipo de desarrollo”, agregó.
 
 
 
 

Featured Listings in Directory