Espectacular final del Red Bull Cliff Diving World Series 2017 en lago Ranco

Correo electrónico Imprimir
 Jonathan Paredes. Foto: Samo Vidic/Red Bull Content PoolJonathan Paredes. Foto: Samo Vidic/Red Bull Content Pool
 
 
Por Cristóbal Pérez R.
 
En una jornada llena de sol y adrenalina en los Saltos de Riñinahue, ubicados en la ribera sureste del lago Ranco, en el sur de Chile, el mexicano Jonathan Paredes y la australiana Rhiannan Iffland se quedaron con el primer lugar del evento y con el título de la Serie Mundial de Clavados de Altura.
 
El Red Bull Cliff Diving World Series se realiza desde 2009, y se ha convertido en la competencia anual más importante de salto en altura, deporte considerado oficial por la Federación Internacional de Natación (FINA) desde 2014. Este año, las cascadas ubicadas en el Parque Futangue fueron el escenario elegido para cerrar la serie mundial, que ya había pasado por Chile en la primera fecha de la competición de 2011, ocasión en que Rapa Nui acogió este vertiginoso deporte.
 
Cientos de espectadores que llegaron en familia al lugar pudieron ver cómo Jonathan Paredes le arrebató la victoria a Gary Hunt, quien venía primero en la tabla general y se perfilaba como favorito para quedarse con el trofeo King Kahekili. Sin embargo, el inglés seis veces campeón de la serie mundial cometió un error en su último salto, y le permitió al mexicano de 28 años sellar su victoria con un perfecto salto desde los 27 metros de altura.
 
"Me siento muy contento, feliz de haber ganado aquí en Chile; viniendo de México, uno se siente como en casa. Antes de mi último clavado yo ya había felicitado a Gary por haber ganado la serie mundial, pero bueno, así es el deporte, él cometió un error muy grave en el último clavado, y me vuelvo el campeón de la serie mundial y la competencia aquí en Chile. Estoy muy contento", dijo Paredes.
 
 
Jonathan Paredes. Foto: Romina Amato/Red Bull Content PoolJonathan Paredes. Foto: Romina Amato/Red Bull Content Pool
 
 
El ganador absoluto de la categoría masculina obtuvo su primer título en su sexta participación en la competencia, antes había obtenido un segundo y un tercer lugar. El podio del sexto y último evento lo completaron el checo Michal Navratil y el italiano Alessandro de Rose, y el segundo lugar de la competencia general fue para Hunt, quien quedó sólo a 10 puntos de Paredes y de su séptimo título en la serie mundial. El tercer lugar general en hombres fue para su compatriota Blake Aldridge.
 
Orlando Duque —ganador en 2009— no clasificó a la final, pero es voz autorizada para hablar del tema, y entregó las claves del triunfo de Paredes: "Jonathan técnicamente es muy bueno, lo que es bastante difícil y complejo, pero él salta muy elegante. Hace algunos años de pronto se dejaba llenar la cabeza de estrés, hoy en día se relaja un poco más y puede saltar más tranquilo, lo ha demostrado en los últimos años, y hoy más que nunca", aseguró el experimentado deportista colombiano.
 
En la categoría femenina, Rhiannan Iffland brilló para quedarse por segunda vez consecutiva con el título mundial. Y no fue fácil, la australiana de 26 años había sufrido una lesión en la rodilla en la fecha anterior en Bosnia, a fines de septiembre. No realizó saltos de prueba para no comprometer más la lesión, pero luego supo saltar con estilo y precisión desde los 21 metros para quedarse con el primer lugar por cuarta ocasión —de seis posibles— en la competencia de este año.
 
 
Rhiannan Iffland. Foto: Romina Amato/Red Bull Content PoolRhiannan Iffland. Foto: Romina Amato/Red Bull Content Pool
 
 
"Es un logro increíble irse de este lugar con el primer lugar. Las condiciones eran difíciles, el agua muy helada, pero el lugar hermoso, por lo que me voy con una sonrisa y muchas energías positivas", dijo feliz la campeona, quien además relató su experiencia: "Estar arriba, antes de saltar, da miedo, muchas cosas pasan por tu cabeza, pero una vez que estás parada en la plataforma dices: "el juego comenzó", y cambias tu mentalidad, y piensas en el salto, en lo que tienes que hacer para estar segura y para realizar un buen salto".
 
La bielorrusa Yana Nestiarava y la australiana Helena Merten completaron el podio del evento en Ranco. Y en la clasificación general, Merten se hizo con el segundo lugar, mientras que la mexicana Adriana Jiménez quedó tercera, en una competencia de muchas emociones y que tuvo lugar en espectaculares paisajes de Irlanda, Portugal, Italia, EE.UU., Bosnia y Chile.  
 
Fue un día especial en el Parque Futangue, donde los asistentes pudieron ver la competencia a través de una pantalla gigante instalada cerca de los saltos. Además, un rico asado le quitó el hambre a muchos, y una carpa con productos de la zona tentó a más de alguno. Invitados especiales, la prensa, y los más pacientes fueron testigos en vivo y en directo de las hazañas de Jonathan Paredes y Rhiannan Iffland, quienes supieron vencerse a sí mismos, y en consecuencia, ser campeones de la Serie Mundial de Clavados de Altura.
 
 
e-max.it: your social media marketing partner
 

¡Suscríbete hoy!

Destacados en Directorio