Enel y Colbún, ad portas de liquidar HidroAysén

Correo electrónico Imprimir
La Tercera - Hace cuatro meses, la empresa Colbún tomó una decisión relevante, relacionada con el futuro de HidroAysén. Su postura fue comunicada de manera oficial hace unas semanas al grupo de ambientalistas que por más de una década se opuso al polémico proyecto que buscaba levantar cinco centrales hidroeléctricas entre los ríos Baker y Pascua.
 
A la selecta cita acudieron Sara Larraín, Juan Pablo Orrego, Patricio Segura y Patricio Rodrigo, y en el marco de un acuerdo de confidencialidad, el gerente general de la firma, Thomas Keller, les informó que Colbún se desistiría del proyecto hidroeléctrico.
 
 
El no avanzar en HidroAysén fue un camino difícil para la compañía, explica una fuente cercana a la sociedad que levantaron la entonces Endesa y Colbún, en septiembre de 2006, y fue el fruto de una larga reflexión por parte de Keller y la dirección de la eléctrica de los Matte. El punto de inflexión, cuenta la fuente, fue comprender que el desarrollo de una política nacional que promoviera las inversiones eléctricas en la zona de Aysén y que contara con un amplio consenso nunca se concretaría. Sin esta condición, puesta siempre sobre la mesa por parte de Colbún, era imposible poder hacer uso de los derechos de agua de HidroAysén.
 
Ahora la decisión es unánime: devolver los derechos de agua de HidroAysén al Estado. Esa es la primera y gran definición que hoy Enel Generación y su socia tomaron en conjunto y que sería parte de un principio de acuerdo que está siendo diseñado en las reuniones que han sostenido los equipos técnicos de las compañías, encuentros que han sido liderados por el propio Thomas Keller y su contraparte en Enel Generación, ex Endesa, Valter Moro.
 
“Nosotros estamos trabajando con Colbún hace varios meses y hemos acordado poner término al proyecto HidroAysén (…). Los derechos de agua son nuestros, son de lo que era antes Endesa, porque así se constituyó HidroAysén, con un contrato de usufructo sobre esos derechos, y la idea nuestra es devolverlos al Estado”, explica Herman Chadwick, presidente de Enel Chile, al ser consultado.
 
La devolución de los derechos marcaría el fin de la sociedad que las dos principales generadoras eléctricas del país crearon hace más de una década, llamada Centrales Hidroeléctricas de Aysén S.A., enfocada en desarrollar el mayor proyecto hidroeléctrico del país junto con la línea de transmisión más larga de Chile, con cerca de dos mil kilómetros, necesaria para llevar la energía desde el sur hasta el centro del país.
 
La decisión de liquidar la alianza entre las eléctricas sería dada a conocer a fines de noviembre, fecha en que se realizará el que será el último directorio de HidroAysén, instancia hoy presidida por Juan Eduardo Vásquez Moya, gerente de la División Negocios y Gestión de Energía de Colbún. Mientras eso ocurre, las conversaciones entre los equipos y ejecutivos siguen adelante, pues aún quedan detalles por cerrar antes de liquidar la sociedad.
 
“Se trata de temas administrativos que están en discusión con Colbún. Obviamente, para disolver una sociedad hay distintos matices, no es algo fácil, pero ya hay una clara voluntad por nuestra parte y esperamos llegar a una posible solución en un corto plazo”, confirma Nicola Cotugno, gerente general de Enel Chile. Leer mas..
e-max.it: your social media marketing partner