4to encuentro de la Red por los Ríos Libres

Correo electrónico Imprimir
Foto: Constanza DougnacFoto: Constanza Dougnac
 
 
Red por los Ríos Libres - A pocas semanas de hacerse conocida la positiva noticia respecto al fin definitivo de Hidroaysén, organizaciones ciudadanas, ONGs e individuos agrupados en la Red por los Ríos Libres, manifestaron su alegría ante este gran logro, pero con la convicción de que todavía queda mucho por hacer, ya que son muchos los ríos que actualmente se encuentran amenazados.
 
Reunidos bajo el alero del PuescoFest, en el imponente río Trancura, sector de Curarrehue, en la región de la Araucanía, los defensores de los ríos reafirmaron sus esfuerzos y convicción para hacer ver a autoridades y ciudadanía el importante valor social y ecosistémico que estos tienen. “Se ha hecho un lugar común hablar de que el ‘agua de los ríos se pierde en el mar’ lo cual no solo denota un enorme intento por engañar a la población, sino una negación al ciclo de la naturaleza”, manifestaron desde la red. Así mismo, hicieron un llamado a todas las comunidades amenazadas con la intervención de sus ríos, a defenderlos y hacer ver que la destrucción de los ríos no es señal de desarrollo para el país.
 
El encuentro tuvo la visita del Director Ejecutivo de Klamath Riverkeeper, Konrad Fisher, quien contó la positiva experiencia que se está viviendo en la cuenca del río Klamath, que corre entre los estados de California y Oregón en Estados Unidos, y que para el año 2020 será el sitio de la remoción de represas más grandes en la historia del mundo, un logro importante y colaborativo entre varios pueblos indígenas locales, vecinos, abogados ambientales y ONGs.
 
El encuentro terminó durante el último día de festival, en el que los participantes hicieron varios compromisos en temas de formación, comunicaciones, investigación e incidencia política. Además, hicieron un llamado internacional para apoyar las comunidades del río Ñuble “como Red por los Ríos Libres, declaramos que los ríos libres son de todos y de todas, y rechazamos cualquier intervención que no cumpla con los sueños de la gente en Chile de proteger sus ríos y ser un modelo ejemplar para el mundo”, manifestó Patrick Lynch de Futaleufú Riverkeeper.
 
El drama de Ñuble
El valle del Ñuble en su tramo de cordillera y pre-cordillera forma parte del Corredor Biológico Laguna del Laja-Nevados de Chillán, y declarado “Reserva de la Biosfera” por la UNESCO el año 2011.
 
Dentro de los temas que se abordaron en el encuentro, estuvo la preocupante situación de este río, en el que se está construyendo la Central Hidroeléctrica Ñuble que amenaza con destruir el aporte ecosistémico, paisajístico y económico de una de las zonas con mayor diversidad ecológica del país.
 
El proyecto Central Ñuble es de la empresa Eléctrica Puntilla a través de su filial Hidro Ñuble, tiene seis centrales de pasada en operación y siete proyectos en cartera. Sus principales accionistas son: Sociedad del Canal de Maipo y Fundación San Carlos de Maipo; Aguas Andinas, Concha y Toro, Instituto Nacional de Investigación Agropecuario, entre otros.
 
El proyecto se encuentra aprobado por el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), sin embargo existe una fuerte oposición de parte de un amplio sector de pobladores de San Fabián de Alico. En efecto, se han realizado masivas manifestaciones que han denunciado los incumplimientos de parte de la empresa y han exigido la fiscalización de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA). Para los vecinos de la localidad: “El proyecto central de pasada Ñuble ha sido denunciado por una gran cantidad de razones, entre ellas que interviene brutalmente el bosque nativo y la fauna local”. Denuncian además la caducidad de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto HidroÑuble, hecho que había quedado establecido el 2012, no obstante la empresa opera de todas formas. Por otra parte han hecho público que la alternativa “amigable” con el medioambiente de una central de pasada no es propia del proyecto de Hidroñuble, pues tiene más bien la característica es de embalse. Es decir, una central hidroeléctrica disfrazada.
 
Recientemente, la empresa a cargo del proyecto, renunció a sus derechos de agua en varias cuencas, sin embargo, mantuvo Central Ñuble, aún cuando su fecha estimada de inicio de operaciones ha sido aplazada hasta el 2022. Desde Ñuble Libre, movimiento que es parte de la Red por los Ríos Libres, han denunciado constantemente la precariedad de los estudios de evaluación e irregularidades en la aprobación de esta central.
 
PuescoFest
El festival PuescoFest se consolidó este año como una de las instancias más importantes para convocar las comunidades locales que trabajan en la defensa de su territorio, siendo un modelo para replicar en otras partes del país y del continente, tanto por su ambiente familiar como por la gran muestra de colaboración, con más de 70 voluntarios dedicando su tiempo y su amor por los ríos y las comunidades de esta zona.
 
Participaron en el encuentro los movimientos y grupos: Ética en los Bosques, Ñuble Libre, Futaleufú Riverkeeper, Ecosistemas, ONG FIMA, Fundación Hualo, Red Ecosocial Ecolinares, Consejo de Defensa Los Queñes Sin Represas, Bestias del Sur Salvaje, Centro Cultural La Micro y la visita de Klamath Riverkeeper.
 
También son parte de esta red: Geute Conservación Sur, Codesa, Chile Sustentable, Defensores del Alto Maule, Fundación Tantí, Fundación Origen, Fundación Newenko, No Alto Maipo y personas naturales comprometidas con la defensa y cuidado de nuestros ríos. 
 
e-max.it: your social media marketing partner
 

¡Suscríbete hoy!