Iniciativa busca mejorar el acceso a las montañas de Chile

Correo electrónico Imprimir

 
 
Por Zoe Baillargeon
Traducción por Maria Tenorio
 
Chile es una tierra de montañas, por lo que es lógico pensar que la mayoría de ellas estaría abierta al público para su disfrute. Pero no es así. Muchas están fuera de los límites.

Una nueva iniciativa está investigando cómo las montañas de Chile - muchas de las cuales son de propiedad privada - pueden ser accesibles con mayor facilidad para un público que cada vez más se acerca a los senderos y sale al exterior. Con el aumento del turismo nacional en las tierras públicas de Chile, escaladores, excursionistas, ciclistas y otros aficionados al aire libre han encontrado su camino bloqueado por cierres de carreteras, cargos por ingreso o complicados procedimientos burocráticos de entrada que los alejan de las áreas naturales.
 
En respuesta, la Fundación Plantae, una organización de conservación al aire libre, está creando un Catastro Nacional de Restricciones de Acceso a la Montaña para tratar de comprender mejor el problema, así como generar posibles soluciones y recomendaciones que se presentarán a las autoridades.
 
"Hemos querido recoger las vivencias –algunas veces frustrantes e inquietantes– cada vez más recurrentes en la comunidad montañera de encontrarse con portones o cierres en valles y montañas de nuestra querida cordillera”, dice el presidente de la fundación Camilo Hornauer en un comunicado.
 
Plantae argumenta que las montañas deben compartir el mismo estatus legal que las playas, ríos y lagos de Chile, que, según el Código Civil, pertenecen y son libres y accesibles para todos los chilenos.
 
El catastro se está compilando a partir de información preexistente, así como de datos nuevos que se obtienen de un cuestionario público disponible en el sitio web de la fundación hasta el 30 de abril. Además de solicitar al público su opinión, Plantae también entrevistó a algunos de los principales expertos chilenos en montaña, como Cristián Donoso y Gino Casassa. 
 
"Yo creo que en Chile no hay una cultura de montaña como en Europa, por ejemplo en el País Vasco, pero es increíble como en 30 años ha incrementado la cantidad de personas que la visitan, lo he visto, por ejemplo, en el Plomo. Yo creo que esta cultura de montaña está empezando en Chile y eso me parece bueno, muy bueno”, dice el glaciólogo Casassa.
 
Pero el problema no es solo legal. Plantae y los involucrados en esta misión reconocen que la sociedad chilena a menudo no es respetuosa de la naturaleza, por lo que la fundación también promueve el concepto de "acceso consciente", que se centra en ayudar al público a comprender eso. Si quieren acceso ilimitado a naturaleza, ellos necesitan cuidarlo también.
 
"Desde el comienzo, el acceso a las montañas es el acceso a un espacio natural, a la naturaleza, y ese es un punto de partida muy necesario para los chilenos que, todos los días, son exigentes y buscan abandonar la ciudad", dice Hornauer. "Además, poder acceder a las montañas permite, como dice Aldo Leopold," pensar como una montaña "; es decir, experimentarlo [visitar montañas] nos permite aprender a escuchar y entender, y luego valorar y conservar los ecosistemas de montaña. Todas estas virtudes no se logran si el acceso a las montañas está restringido".
 
Para realizar la encuesta u obtener más información, ingrese a http://fundacionplantae.cl/.
 
 
 

¡Suscríbete hoy!