Fotografía de la naturaleza en Chile: entrevista con Jean Paul de la Harpe

Correo electrónico Imprimir

 Parque Nacional Torres del Paine, Región de Magallanes.Parque Nacional Torres del Paine, Región de Magallanes.

 
En el mundo de los fotógrafos chilenos de naturaleza, pocos nombres pueden atarse a la larga, ilustre y prolífica carrera de Jean Paul de la Harpe. Estudió biología en la Universidad Católica, y su trabajo al aire libre y la flora y fauna únicas de Chile lo ayudaron a darse cuenta del poder de la fotografía como herramienta para exponer a las personas a las maravillas de la naturaleza, lo que aprovechó a través de su negocio de fotografía Abtao y su revista digital Chile Indómito. Mediante estos emprendimientos, en los que también ofrece expediciones, cursos y talleres de fotografía, de la Harpe ha llevado la belleza de los lugares naturales primarios y a menudo inaccesibles de Chile a los hogares de todo el país.

Su trabajo también ha sido publicado en revistas y tiene cuatro libros de fotografía (con uno nuevo en camino enfocado en la Patagonia). Como juez del Cuarto Concurso de Fotografía de la Patagonia, Zoe Baillargeon, de Patagon Journal, se reunió con Jean Paul para reflexionar sobre la fotografía, cómo su ojo de biólogo se impregna en cada imagen y qué representa para él una buena fotografía. 

¿Cuándo desarrollaste por primera vez un interés en la fotografía?
Mi interés en la fotografía nace a los 15 años, motivado por registrar la hermosa naturaleza que encontraba en mis excursiones al cerro. En ese momento, mi padre me regaló una cámara antigua, con la cual di mis primeros pasos. Pero se puede decir que llegué a la fotografía motivado por la naturaleza, encontrando en esta técnica una buena herramienta de registro y difusión ambiental.
 
 
Glaciar en Seno Ballena, Parque Marino Francisco Coloane, Región de Magallanes.Glaciar en Seno Ballena, Parque Marino Francisco Coloane, Región de Magallanes.

 
Comenzaste a estudiar biología en la Universidad Católica y luego tomaste otro rumbo para iniciar tu negocio ABTAO. ¿Por qué decidiste hacer ese cambio?
Efectivamente, soy biólogo de la Universidad Católica. Trabajé un tiempo en proyectos de investigación en la universidad, e incluso alcancé a cursar el primer semestre del Doctorado de Ecología en el mismo lugar. Pero fue ahí que me di cuenta que lo mío iba más por explorar la naturaleza y darla a conocer de una manera más transversal y fácil de leer, que a través de un paper científico. Motivado por mi preocupación sobre la conservación del medio ambiente, encontré en la fotografía una herramienta muy poderosa para llegar a crear conciencia de lo hermoso de este mundo, y también de la importancia de proteger la biodiversidad que alberga. Buscando la forma de hacer de esto un trabajo de tiempo completo, que me permitiera un sustento económico, es que comencé con mi pequeña empresa de turismo de naturaleza, que con el tiempo se ha ido transformando más en una escuela de fotografía y naturaleza, que es como me gusta verlo. Me gusta que la gente llegue y aprenda de naturaleza y fotografía en cada expedición, curso o taller que imparto periódicamente.

¿De qué manera ser un biólogo afectó tu visión y misión como fotógrafo de naturaleza y vida silvestre?
Creo que haber estudiado biología fue una muy buena herramienta para comprender de una manera distinta el mundo que nos rodea. Es un muy buen complemento cuando te dedicas a la fotografía de naturaleza, ya que te proporciona herramientas que hacen más fácil tu trabajo y le da un sentido con más fundamentos. Pero tanto la biología como la fotografía han sido herramientas para canalizar lo que realmente me mueve, que es el amor por la naturaleza. Ese es el principal motor generador de ideas e iniciativas. Ahora, si tuviera que estudiar de nuevo una carrera, volvería a estudiar biología.

En los veinte años que llevas trabajando como fotógrafo, has visto algún tipo de cambio en la percepción pública de la conservación y la protección de los lugares salvajes de Chile?
Absolutamente. Comencé en una época en donde el movimiento ambiental comenzaba en Chile (fines de los 90), y no era fácil llevar un mensaje en un país en donde las prioridades eran otras. Muchas puertas cerradas e indiferencia por parte de la gente eran motivos de sobra para desanimarse y dejar de lado esto. Pero fueron las pequeñas respuestas positivas que comencé a recibir lo que alimentaba mi motivación a seguir perseverando. Fue así que en febrero de 2013 publiqué el primer número de mi revista “Chile Indómito”, cuyo objetivo es la difusión del patrimonio natural de Chile. Ese fue un hito claro en donde comencé a ver una respuesta muy positiva con respecto al mensaje, y vi cómo el número de gente interesada en el tema creció de manera exponencial, lo que se puede evidenciar en múltiples instancias. Hoy el tema está instalado, y para muchos, ya es una prioridad la conservación de nuestra naturaleza.
 
 
Algarrobo y vía Láctea en el Salar de Atacama, Región de Antofagasta.Algarrobo y vía Láctea en el Salar de Atacama, Región de Antofagasta.
 
 
Laguna Arcoíris, Parque Nacional Conguillio, Región de la Araucanía.Laguna Arcoíris, Parque Nacional Conguillio, Región de la Araucanía.
 

¿Cuál es tu lugar favorito para ir a tomar fotos?
Uff, difícil pregunta. Diría que mientras más conozco, menos me abandero con un lugar. Es increíble como puedes encontrar naturaleza increíble en cada rincón de Chile, la cual siempre es inspiradora. Pero si tuviera que elegir algún lugar, quizá el Parque Nacional Conguillío constituyó un hito en mi vocación por el tema, al visitarlo por primera vez cuando era un niño. Aparte de ese lugar, también la región de Aysén es un lugar que me cautiva, junto a los canales fueguinos. En la zona central, me encanta ir a la costa, y también el Cajón del Maipo es un lugar inspirador. Por el norte, el altiplano. Como ves, hay muchos lugares, bien distintos entre sí.

¿Para ti, qué hace a una gran fotografía de naturaleza? ¿Es ese "ojo" especial para una buena fotografía algo que se puede enseñar o es un regalo con el que alguien nace?
Creo que lo más importante para crear una buena imagen es entender primero que la fotografía es un lenguaje más dentro de los muchos que existen en el mundo. Comprendiendo eso comenzamos a ver el mundo con ojos distintos. Empezamos a apreciar detalles evidentes que siempre están presentes, pero son invisibles al ojo de una persona que no es fotógrafa, como el color, intensidad y dirección de la luz, la geometría de la naturaleza, el paso del tiempo, las estaciones, el clima, etc. Esa sensibilidad es innata en muchas personas, pero los que no nacen con ese don, es algo que se puede entrenar y aprender, al igual que un nuevo idioma. Para crear una buena imagen “hay que fotografiar las cosas por lo que son, pero por lo que además son”, tal como lo dijo el gran fotógrafo del siglo pasado Minor White.
 
 
Geysers del Tatio, Región de Antofagasta.Geysers del Tatio, Región de Antofagasta.
 
 
Loro Tricahue (Cyanoliseus patagonus), Río Cachapoal, Región del Libertador B. O`Higgins.Loro Tricahue (Cyanoliseus patagonus), Río Cachapoal, Región del Libertador B. O`Higgins.
 

¿Como profesor de fotografía, cuál es tu principal consejo para los fotógrafos?
Dar un solo consejo es bastante ambicioso, pero quizás lo más importante para poder lograr imágenes emotivas, que provoquen algo en el espectador, es trabajar duro, ser perseverante, paciente, tolerar la frustración y abrir los maravillosos sentidos con los cuales hemos sido dotados, que en esta sociedad nos enseñan a bloquear y monopolizar en aspectos más funcionales. Nos enseñan a leer de una manera específica, a escuchar y a ver desde una mirada muy paradigmática. Creo que si uno logra apagar esa programación con la cual nos han educado, somos capaces de ver más allá de lo evidente para todos, y eso es lo que hace un buen fotógrafo, mostrar lo invisible de la cotidianidad.

¿Cuáles son algunos de los nuevos proyectos en los que estás trabajando?
Siempre tengo ideas locas en la cabeza que molestan, pero son el motor creativo en mi trabajo. En concreto, en este momento estamos por lanzar un libro de la Costa de Chile Central, en un trabajo realizado con mis alumnos de fotografía para poner en valor este hermoso lugar. Además, dentro de poco debiera estar saliendo a la luz mi nuevo libro, esta vez de la Patagonia. Eso por el lado editorial, pero además estoy por comenzar un nuevo desafío audiovisual que me demandará mucho tiempo, dedicación y aprendizaje. Se trata de un canal en YouTube, en el cual mostraré distintos rincones de Chile, su naturaleza, y la mejor manera para fotografiarla y aprender de ella en primera persona. Aparte seguiré viajando, descubriendo y fotografiando la exquisita naturaleza que nos rodea.
 
 
 
 

¡Suscríbete hoy!

Destacados en Directorio