¿Qué significa una Constitución ecológica para Chile?

Correo electrónico Imprimir

 

Por Sara Larraín

Nota del Editor: Lo siguiente es de la Edición 24.

La especie humana, luego de miles de años de habitar el planeta tierra bajo distintas formas de organización social, política y económica, ha encontrado en los últimos siglos cierta estabilidad bajo la institucionalidad política de los Estados-Nación; y acuerdos sobre principios, deberes, derechos y formas de gobernanza  en sus constituciones y leyes para resguardar el bien común, la justicia y la democracia.

Leer más...
 

Edición 24: Un Chile más verde

Correo electrónico Imprimir
 
 
En nuestra edición anterior, nuestra revista destacó un giro positivo hacia los sistemas alimentarios agroecológicos de base local durante la pandemia de la COVID-19. Ahora, hay otro nuevo comienzo. En julio, los representantes elegidos por el pueblo chileno comenzaron a reunirse para elaborar una nueva carta magna. Esta histórica Convención Constituyente es fruto del estallido social que precedió a la pandemia y que ha obligado al país a atender las demandas populares. En la edición 24, analizamos los retos y oportunidades de ese debate y el inspirador ascenso de una nueva generación de jóvenes líderes medioambientales. 
 
Patagon Journal se adhiere a la creencia del escritor estadounidense Edward Abbey de que "el sentimiento sin acción es la ruina del alma". Pero lo contrario también es un axioma para nosotros: la gente sólo actuará para conservar, proteger y restaurar lo que ama. Por eso también esta revista siempre ha celebrado el disfrute de la Patagonia, un paraíso natural que alberga increíbles oportunidades para practicar deportes al aire libre como la escalada, el senderismo y la pesca con mosca. Nuestro artículo de portada muestra que el mundo de la escalada todavía tiene mucho que descubrir en la Patagonia.
 
Patagon Journal entrega una perspectiva única sobre la conservación y restauración del planeta. Aunque se produce en la Patagonia y sus artículos se centran con frecuencia en la Patagonia chilena y argentina, la revista está escrita tanto en inglés como en español y su misión es ayudar a construir una creciente comprensión, una mayor apreciación y una protección ambiental de todos los últimos lugares salvajes del mundo. Cuando comenzamos en 2011, no existía Ladera Sur ni ningún otro medio de comunicación en la región que removiera la conciencia ecológica del público como lo hemos hecho nosotros. Y hemos atraído a una audiencia global. Estamos orgullosos del hermoso trabajo que presentamos en cada edición, pero el futuro exige mucho más. En diciembre, Patagon Journal cumple 10 años. Le agradeceremos si es que nos acompaña en esta aventura suscribiéndose o haciendo una donación. Así nos ayudará a sentar una base sólida de cara a una nueva década para la revista.
 
 
 
Suscríbete a Patagon Journal en nuestro sitio web, en nuestra tienda online, o escríbenos a  Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla  y podemos ayudarte o responder a cualquier pregunta.
 
 
 
Leer más...
 

Travesía de Cerrillos

Correo electrónico Imprimir

 

 
Por Erwin Martínez
Fotos por Pablo Lloncón

Nota del Editor: Lo siguiente es de la Edición 24.

“No podemos cuidar lo que no amamos y no podemos amar lo que desconocemos”. Bajo este lema nos animamos a realizar un trekking que por años había estado en carpeta: la travesía de Cerrillos.
Leer más...
 

Argentina prohíbe instalación de industria salmonera en Parques Nacionales

Correo electrónico Imprimir

Foto: Daniel CasadoFoto: Daniel Casado

 

Ecoceanos News - Como una forma de proteger los ecosistemas costeros de rios, lagos y mar, Argentina emitió esta semana (11.08.2021) una resolución en que prohíbe el funcionamiento de pisciculturas de salmónidos y de acuicultura comercial, en todos los Parques Nacionales de este país sudamericano.
Leer más...
 

La crisis de la Pajarada

Correo electrónico Imprimir

Fotos: Katrina Pyne Fotos: Katrina Pyne

 

Nota del Editor: Esta historia y el vídeo se publicaron originalmente en Hakai Magazine, una publicación de Canadá que explora la ciencia, la sociedad y el medio ambiente desde una perspectiva costera. 

En la Patagonia, las aves marinas y los pescadores artesanales de merluza tienen una relación de larga data. Los pescadores industriales, no tanto, y no es bueno para las aves.

  

Por Katrina Pyne y Jude Isabella

La reciprocidad es una práctica arraigada en el equilibrio, presente en muchas culturas a través de los milenios y frecuentemente asociada al respeto y a la sustentabilidad. “Entrega una ofrenda en reciprocidad por lo que has tomado. Sostén a aquellos que te sostienen y la tierra se mantendrá para siempre” dice Robin Wall Kimmerer, autora del libro Una Trenza de Hierba Sagrada.

La reciprocidad es también el objeto de estudio de Jaime Ojeda, estudiante del doctorado en la Universidad de Victoria, que vive actualmente en Punta Arenas. Específicamente, Ojeda observa la relación entre los pescadores artesanales del Estrecho de Magallanes en la Patagonia Chilena y las bandadas de aves marinas que ellos persiguen para encontrar los cardúmenes de merluza –un pariente cercano del bacalao- que están en las profundidades. Como agradecimiento a la orientación recibida, los pescadores artesanales alimentan a las aves marinas con las vísceras de los pescados capturados. Esas vísceras se han convertido en un componente clave de su dieta, especialmente para el albatros de ceja negra. La relación recíproca se encuentra en el corazón de esta pesquería tradicional, con pescadores de edad avanzada y escasa transferencia generacional de este saber popular.

 

 

En Patagonia, la merluza fue alguna vez lo mismo que el bacalao en el este de Canadá, un plato al alcance de todos que frecuentemente constituía la cena. Pero la misma historia –la sobrepesca- ha representado una herida profunda para la pesca. A pesar del sistema de cuotas implementada en 2001 por el gobierno de Chile, que favoreció la pesca industrial por sobre la artesanal, ha contribuido muy poco a la producción. Por el contrario, el sistema de cuotas favoreció una ola de pesca ilegal.

Así como sucedió con el bacalao canadiense, los deprimidos stocks de merluza resultaron en precios altos y cada vez más pescadores de merluza venden sus cuotas a los pescadores industriales. Los pescadores artesanales abandonan su oficio y sus propios hijos se están alejando hacia otras actividades, como por ejemplo las salmoneras.

 

Fotos: Katrina Pyne Fotos: Katrina Pyne

 

Fotos: Katrina PyneFotos: Katrina Pyne

 

El cambio hacia la pesca industrial es una mala noticia para las aves marinas. La captura incidental de aves es muchísimo más frecuente en las redes de arrastre de los buques pesqueros industriales que en las líneas de pesca de la flota artesanal.

Esto puede significar una pérdida inevitable de una cultura de la reciprocidad, pero Ojeda y su directora Natalie Ban, en la Escuela de Estudios Ambientales de la Universidad de Victoria, se plantean si existen formas de proteger la biodiversidad y satisfacer las necesidades de las comunidades humanas a través de las áreas marinas protegidas. Es un dilema tan antiguo como complejo, que los pueblos originarios de Canadá también han enfrentado. Pero hay algo que ya aprendimos de las comunidades tradicionales para reactivar las prácticas culturales de reciprocidad: el hecho de compensar puede sanar las prácticas de pesca no sostenibles.

 

Leer más...
 
Página 1 de 47