La capital del kelp en la Patagonia

Correo electrónico Imprimir
 
El Parque Nacional Patagonia Austral a lo largo de la costa de la provincia de Chubut al sur del pueblo de Camarones y de la Reserva Provincial Cabo Dos Bahías es un parque fuera de lo común, principalmente debido a que es apenas una franja de la línea costera del sur atlántico de Argentina, exactamente una milla náutica hacia el mar y 1,5 kms hacia el interior (casi una milla internacional). 
 
También incluye propiedad privada y recientemente visité una de esas propiedades en la excepcional Bahía Bustamante, una especie de pueblo empresarial sustentando no en la minería sino en las algas. Se remonta a 1952 y llegó a tener 500 residentes – la mayoría de los cuales eran empleados – pero ahora sólo tiene aprox. 40. Muchos de ellos juntan kelp a lo largo de la línea costera, luego la secan al sol y la envían por camión al pueblo galés-argentino de Gaiman, donde una fábrica la procesa en aditivos alimenticios.
 
Todas las calles en Bahía Bustamante llevan el nombre de una especie de alga, sólo un puñado de casas están ocupadas, pero algunas de ellas -- las casas de los antiguos administradores -- se han transformado en estilosas casas de huéspedes a precios premium. De todas maneras existe alojamiento más bien barato con baños y cocinas privadas e incluso algunos hostales. De hecho, hasta es posible acampar cerca y el restaurant de Bustamante sirve comidas intrigantes que a menudo usan las algas como condimento o incluso como parte del plato principal.
 
Desde Bahía Bustamante es posible aventurarse en diversas excursiones, incluyendo una a las islas que forman parte del nuevo parque nacional y que son el hogar de miles de pingüinos magallánicos, cormoranes, gaviotas australes y grandes colonias de leones marinos del sur. Esto es posible sólo con marea alta debido a la diferencia de cinco metros entre ésta y la marea baja que hace que sea imposible navegar.  
 
 
Sin embargo, con marea baja hay otras opciones: más allá de los límites del nuevo parque nacional, Bustamante posee unos abarrancamientos increíbles de bosques petrificados que son, por lo menos, equivalentes al Monumento Nacional Bosques Petrificados de la provincia de Santa Cruz (recientemente promovido al estado de parque nacional, pero que todavía no se ve reflejado en el sitio del servicio de parques) y de la Reserva Provincial Bosque Petrificado José Ormachea.
 
El alojamiento en las casas de huéspedes de Bustamante incluye todo, quienes se alojen en los lugares más baratos pagan extra por los tours a las islas y al bosque petrificado, en base a disponibilidad de cupos.  
 
Wayne Bernhardson es autor de Moon Travel Guides a Patagonia, Chile y Argentina, y miembro de Consejo Editorial de Patagon Journal. Visita su blog Southern Cone Travel
 

¡Suscríbete hoy!