Carta de científicos sobre los riesgos glaciares en la Patagonia chilena

Correo electrónico Imprimir
 
Un grupo de científicos hoy envio una carta al gobierno de Chile advertiendo que debe actuar con mayor rapidez para hacer frente a las amenazas que plantea el derretimiento de los glaciares, en especial las inundaciones conocidas como inundación por descarga de lago glaciar, o GLOF (por sus siglas en inglés).  “A medida que el paisaje está respondiendo ante los cambios climáticos y globales, se nos está acabando el tiempo para actuar,” dice la carta de científicos de Chile, Canadá, Europa y Estados Unidos. “Los riesgos glaciales en Patagonia conllevan implicancias económicas y sociales: no sólo afectarán al paisaje, sino que también a la infraestructura y a los habitantes locales, y el desarrollo regional."
 
Estos científicos se reunieron el pasado Septiembre en un simposio llamado “Riesgos de los Glaciares bajo Condiciones Cambiantes e Incertidumbre Climática”. El simposio, patrocinado por el Concejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos, y la Fundación Heinrich Boell, con base en Alemania, atrajo a expertos en glaciología, hidrología, geología, geomorfología, riesgos geológicos y ecología.
 
A continuación la carta:
 
 
el 8 de junio de 2011 
 
Presente 
 
Estimados Sres. Piñera, de Solminihac y Aguilera, y estimadas Sras. Benítez y Cuevas, 
 
Subscribimos la presente un grupo de miembros de la comunidad científica internacional,  quienes fuimos recientemente invitados a Santiago, al simposio internacional “Riesgos Glaciales  bajo Condiciones Cambiantes e Incertidumbre Climática” 1. Les escribimos, como grupo  multidisciplinario de expertos en glaciología, hidrología, geología, geomorfología, y ecología,  para referirnos a los Campos de Hielo Patagónico, en el sur de Chile y Argentina. Opinamos que este territorio, que constituye la mayor extensión glaciada de la zona templada del Planeta, merece un mayor esfuerzo de investigación científica, así como una evaluación más profunda de sus riesgos geológicos, glaciales, y de inundación. 
 
Después de la conferencia en Santiago, viajamos a la cuenca del río Baker, específicamente al valle del Río Colonia. A pesar de nuestras distintas procedencias, profesiones y especializaciones, concordamos todos de que esta región de Chile está siendo crecientemente impactada por los efectos que está teniendo el cambio climático y global sobre los glaciares locales y los campos de hielo. Considerando los cambios que se esperan a futuro en los patrones regionales de temperatura y precipitación, los sistemas ambientales de la Patagonia podrían devenir aún más dinámicos, inestables e impredecibles de lo que ya están. Un entendimiento más profundo de los riesgos y peligros asociados con los ambientes glaciales y las cuencas hidrográficas de la región ayudaría a proteger mejor a los habitantes y a la infraestructura, así como a gestionar mejor los ecosistemas, tanto naturales y prístinos como productivos. 
 
Alabamos los recientes esfuerzos de la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas para monitorear cerca de su fuente las crecidas por vaciados de lagos glaciales, en la parte alta del río de la Colonia, así como el compromiso reciente de incrementar notoriamente los presupuestos para investigar la zona directamente aledaña a los Campos de Hielo Patagónico. Si 
bien estos pasos son altamente positivos, la magnitud de la tarea y las dificultades logísticas en relación a la cantidad de información que se necesita colectar hacen que se requiera un esfuerzo adicional. Dentro de la comunidad científica internacional, existe considerable experiencia y conocimiento como para colaborar con contrapartes chilenas, de modo de llevar a cabo los  análisis requeridos para comprender estos paisajes del sur de Chile y sus riesgos naturales. 
 
Creemos que la Patagonia tiene un tremendo potencial inexplorado desde el punto de vista científico. La investigación que se llevara a cabo en esta región aún relativamente prístina del mundo tendría interés y valor científico internacional, y ayudaría a aumentar el perfil que tiene Chile dentro de la comunidad global. Por lo anterior, nos permitimos recomendar que se establezcan programas colaborativos entre universidades y centros de investigación chilenos e internacionales, de manera de disponer de la experiencia mundial en beneficio de Chile. Esto fomentaría el intercambio de conocimiento y experiencias, e incrementaría la visibilidad global de la Patagonia y de Chile. 
 
Adicionalmente, quisiéramos sugerir que el estudio de los Campos de Hielo Patagónicos debe llevarse a cabo de manera cuidadosa e integrada. No sólo importa el generar información de línea base precisa acerca de la región, con sus sistemas de ríos y glaciares, sino que se debe también identificar y priorizar el estudio de aquellas áreas en las cuales habitan colonos, y donde esté aumentando la presencia de asentamientos humanos e infraestructura en el territorio. Reconocemos que esto será una empresa de gran tamaño y de largo plazo. Considerando lo complejo de las condiciones, y las dificultades del terreno, será necesario que trabajen en conjunto múltiples servicios públicos, instituciones académicas y organizaciones chilenas. Tras nuestra visita a la Patagonia, como expertos en estos temas, queremos plantearles que estamos no sólo disponibles, sino que además con mucha motivación de participar en este desafío. 
 
Sin embargo, los plazos son urgentes. A medida que el paisaje está respondiendo ante los cambios climáticos y globales, se nos está acabando el tiempo para actuar. Los riesgos glaciales en Patagonia conllevan implicancias económicas y sociales: no sólo afectarán al paisaje, sino que también a la infraestructura y a los habitantes locales, y el desarrollo regional. 
 
Nuevamente, queremos felicitar a su país por los pasos que ha tomado para comprender mejor sus ambientes y riesgos glaciales, y reiteramos tanto nuestra mutua conclusión de que los Campos de Hielo Patagónicos merecen mayor estudio científico, como nuestro ofrecimiento para participar y fomentar internacionalmente la exploración científica de la zona. 
 
Los saludan muy atentamente, 
 
 
Petteri Alho, Ph.D., Docent 
Academy Research Fellow, Academy of Finland, Finland 
 
 
Alejandro Dussaillant, Ph.D. 
Civil Engineering Department, University of Greenwich, UK 
(Comité Organizador Local) 
 
 
Wilfried Haeberli, Professor 
Department of Geography, University of Zurich, Switzerland 
 
 
Dr. Stephan Harrison 
Associate Professor in Quaternary Science, College of Life and Environmental Sciences 
University of Exeter, UK 
 
 
Dr. Kenneth Hewitt, Professor Emeritus 
Department of Geography and Environmental Studies 
Research Associate, Cold Regions Research Centre, Wilfrid Laurier University, Ontario, Canada 
 
 
Claudio Meier 
Departamento de Ingeniería Civil, Universidad de Concepción, Chile 
(Comité Organizador Local) 
 
 
Brian Reid 
Universidad Austral, Chile 
(Comité Organizador Local) 
 
 
Prof. John M. Reynolds 
Managing Director, Reynolds International Ltd., Flintshire, UK 
 
 
Prof. Andrew Russell 
Professor of Physical Geography 
School of Geography, Politics & Sociology, Newcastle University, UK 
 
 
Jean F. Schneider, oProf. DI. Dr. sc. Nat. ETH, Geoscientist 
University of Natural Resources and Life Sciences, Vienna, Austria (BOKU) 
Chair of IAG-BOKU: Institute of Applied Geology 
Center for Natural Hazards and Risk Management 
Delegate of the University for non-OECD Countries 
Expert for United Nations 
 
 
 
 

Featured Listings in Directory