Project U/Turn: Seres libres en naturaleza volcánica

Correo electrónico Imprimir
 
En un hecho pionero en Chile, 13 personas belgas con diversas discapacidades realizaron una expedición por la región de Los Lagos en marzo. Muchas de las zonas supuestamente no estaban adaptadas para ellos, pero aún así las recorrieron con éxito. Patagon Journal los acompañó en uno de los senderos del Parque Nacional Vicente Pérez Rosales.
 
Texto y fotos por Ignacio Palma
 
 
Es de noche en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales y la jornada más dura de la expedición casi llega a su fin. Rostros que reflejan cansancio pero también felicidad, reciben la tenue luz de una fogata que lentamente se extingue en el camping Playa Petrohué. Bebidas, cervezas y vinos, se reparten entre risotadas y conversaciones en flamenco, idioma oficial de la región belga de Flandes. Todo ello, con una guitarra acústica que suena de fondo en esta noche estrellada de la zona precordillerana chilena. 
 
Motivos para celebrar hay muchos, pero este grupo resume su reciente experiencia con la naturaleza en una sola palabra: libertad. Y no llega a ser majadero, al tratarse de 13 personas belgas con diversas discapacidades físicas, visuales y auditivas, que vienen a realizar actividades de turismo aventura durante 17 días en la región de Los Lagos. “Acá hacemos cosas que no podemos realizar en casa”, explica Sanne Van de Velde, quien sufre de ataxia de Fiedreich, una enfermedad muscular degenerativa que la obliga a trasladarse en silla de ruedas.
 
La joven de 29 años, al igual que el resto del grupo, logró completar en unas 7 horas los 12 kilómetros que contempla el Sendero Paso Desolación, trayecto que supuestamente no está adaptado para personas en situación de discapacidad. Liderados por la ONG belga Project U/Turn, y apoyados por la consultora chilena Hola Chile y la agencia turística Jass Puerto Varas, el equipo totalizó una treintena de integrantes, entre participantes, especialistas, guías, médico, paramédico, fisioterapeuta y voluntarios.
 
El inicio de un sueño en común
Unas horas antes de aquella fogata, cerca de las 7 de la mañana, en un camping privado ubicado en la falda oeste del volcán Osorno, Glenn Crynen pasaba por fuera de cada carpa para despertar a los participantes. Uno a uno, ayudándose mutuamente, salían de sus tiendas para empacar sus pertenecías, tomar desayuno y alistarse para la larga jornada.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                           

Crynen es uno de los fundadores y principal precursor de Project U/Turn, idea que se materializó en 2012, pero que estuvo en su mente hace muchos años atrás. Primero, cuando quedó impresionado por la energía desbordante de su amigo Marc Herremans, reconocido triatleta belga que quedó parapléjico en 2002, pero que aún así siguió siendo un deportista de alto rendimiento. Luego, en 2008, cuando colaboró para un programa de televisión de su país, en que 10 personas con discapacidad realizaron una desafiante travesía independiente por Nicaragua.

“Vi a esta gente tan feliz estando en la naturaleza, yendo a caminar o a acampar, que debía hacer algo”, recuerda. Así, Glenn dejó su carrera laboral en las fuerzas especiales de la Policía Federal belga, para liderar la primera expedición con Project U/Turn justamente en el mencionado país centroamericano. Con los años, se añadieron tours a la isla española de Tenerife, Marruecos e Islandia, plazas que se repitieron cada temporada. Hasta el momento, son más de 200 personas que se han beneficiado con este programa, siendo Chile el viaje número 17 a nivel mundial, pero el primero en Sudamérica.
 
La visita a este rincón del planeta no se hubiese llevado a cabo sin la tenacidad de Nury Trompa. Hace unos años sufrió un cáncer linfático que la llevó a sentir en carne propia lo que significaba estar en situación de discapacidad. Tras una larga lucha, le ganó a esta enfermedad. Dejó sus negocios de hotelería en su natal Colombia y decidió abocarse de lleno por un turismo más inclusivo. Golpeó puertas tanto en su país como en Chile, hasta que en 2014 ganó un Capital Semilla de Corfo que le co-financió Hola Chile, su consultora que diseña servicios turísticos accesibles, con rutas, hospedajes, gastronomía y circuitos.
 
Trompa se comunicó con Glenn para ofrecer a la región de Coquimbo como parte de la gira de Project U/Turn. Sin embargo, tras exploraciones que el propio Glenn hizo durante la temporada pasada, se escogió a la región de Los Lagos por sus mayores atractivos turísticos y a Jass Puerto Varas como la agencia a cargo de la logística y organización. La expedición ha contemplado, además del Sendero Paso Desolación, visitas a localidades de Chiloé, kayakismo en el estuario de Reloncaví, interacción cultural en Cochamó y cabalgatas en Llanada Grande.
 
“La actitud en Latinoamérica tiene un grave problema: piensan que una persona con discapacidad no es capaz de hacer las cosas por sí solo, pero sí lo es”, dice Trompa, quien toma nota de lo que Project U/Turn hace en el país sudamericano, con el fin de que este proyecto se repita próximamente con participantes chilenos (leer anexo).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Trabajo en equipo
Eran pasadas las 10:00 horas cuando todo el grupo se encontraba desafiando al fuerte viento a unos 1.100 metros de altura. Una camioneta hizo dos recorridos para acercar al equipo hasta las cercanías del refugio La Picada, a los pies del sector oriental del volcán Osorno, el cual se dejaba ver en su plenitud en este día completamente despejado.
 
Cuatro de las cinco personas que recurrentemente usaban sillas de ruedas especiales para este tipo de sendero, fueron protegidas con duct tape en sus piernas por razones de seguridad. El quinto individuo era Kilian Pannier (25 años). La ataxia que sobrellevaba tras caer desde la ventana de un segundo piso, no fue impedimento para que dejara la silla de ruedas y caminara todo el trayecto, siempre acompañado por Hanneh Bertels (24), joven no vidente que con su cuello y hombros sostenía uno de los brazos de “Skinny” (Flaco), como también le llamaban. “Project U/Turn realmente me ayuda mucho en mi rehabilitación para caminar nuevamente. Cada vez que vuelvo de un viaje, mi fisioterapeuta me dice que hice grandes pasos”, cuenta Pannier.
 
Y es que justamente este trabajo en equipo entre Kilian y Hanneh se observaba en gran parte de los participantes. Otro ejemplo fue cuando el grupo avanzaba por un terreno volcánico desolado, que ofrecía las primeras vistas al Lago Todos Los Santos y los volcanes Puntiagudo y Tronador. A la batuta de esta larga fila iban Sven Van de Velde y Pieter Van Tieghem. El primero, una persona no vidente de contextura atlética, empujaba al segundo, que estaba en silla de ruedas. Pero no bastaba con la fuerza, ya que Pieter le comunicaba a Sven el camino correcto a seguir.
 
“Es muy importante que juntemos a personas con diversas discapacidades, para que se den cuenta que no son los únicos, y así puedan ayudarse mutuamente. Creo que eso es lo más importante del proyecto. Si hicieras un viaje sólo con 10 personas no videntes, nunca sería lo mismo. No alcanzaríamos la misma meta. Es muy importante que aprendan de cada uno”, explica al respecto Glenn Crynen.
 
Es de esta manera cómo el propio Sven aprendió a partir de cero. Al hombre de 43 años hace más de una década le diagnosticaron retinitis pigmentosa y cataratas, por lo que comenzó a perder gradualmente la visión en la cúspide de su carrera profesional como esquiador acuático (llegó a estar séptimo a nivel mundial). Siendo uno de los participantes del show de TV en Nicaragua, conoció a Glenn, con quien fundó Project U/Turn. Desde entonces, ha estado en todas las expediciones y ha obtenido cinco títulos mundiales de esquí acuático para no videntes, incluyendo récord mundial, siempre apoyado por su pareja Tamara Nolens, quien lo acompaña en Chile. Ambos tienen dos hijos.
 
Respecto al trabajo en equipo que realizan, Sven reflexiona: “todos están empujando hacia una misma meta. Es duro, pero ninguno llega a pensar que lo es. Es desafiante, pero de eso se trata la vida. Puedes ver que hay una dificultad, pero en realidad es sólo un desafío. Todo en la vida es un desafío”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Autonomía y libertad
El fin se aproxima y el grupo transita por el bosque que rodea al Lago Todos Los Santos. La ceniza convertida en arena que dejó la última erupción del volcán Calbuco el año pasado, provoca un cauteloso, pero no imposible avance. Algunos de los que están en sillas de ruedas son acarreados con cuerdas sobre este terreno de piedras volcánicas, huellas de aluviones, arroyos con aguas cafés y espesa arena. En ocasiones, pendientes empinadas y grietas rocosas obligan a tomar precauciones. A veces hay una mala maniobra y algunos de ellos se caen, pero no importa. Se vuelven a parar con una sonrisa y continúan su andar.
 
“Acá no me preocupo si tengo un poco de suciedad. Cuando estoy en casa todo debe estar limpio”, dice Maarten Motmans, de 29 años. El 3 de junio de 2008, su vida cambió por completo. Cuando regresaba a su hogar tras una jornada de práctica profesional, protagonizó un accidente automovilístico que lo dejó seis semanas en coma y, al despertarse, producto de las graves fracturas, pasó a estar en silla de ruedas. En agosto  de 2013 se unió a una expedición de Project U/Turn en Tenerife y desde entonces ha viajado con ellos en nueve ocasiones. Hoy, puede mover sus piernas con un poco de apoyo de otra persona e incluso va al baño de forma autónoma.
 
“Aquí puedo caminar en la arena. Si estuviera en casa, mi madre diría que me cuidara de todo. Pero, ¿cómo voy a aprender si no lo pruebo? No lo puedo hacer si estoy en un área protegida. Aquí puedo desarrollarme personalmente. Es grandioso”, dice Motmans, quien en su ciudad natal, Bilzen, vive en un departamento propio y trabaja en administración de la policía local.
 
Estos dichos están en sintonía con lo que Glenn estima que lo más difícil no es convencerlos a ellos, sino que a su círculo más cercano, ya que los sobreprotegen. “Nosotros les damos confianza. Y cuando a la gente le das confianza para hacer cosas como ascender un volcán, se abren. Se dan cuenta que pueden hacerlo y vuelven mentalmente fuertes a casa. Regresan y quieren trabajar nuevamente, buscan una relación, se atreven a ir afuera, a hacer amigos, etc. El horizonte social es muy grande, y eso es lo que necesitan”, dice Glenn.
 
A eso de las 17:00 horas el grupo llega hasta al camping Playa Petrohué. Todos arman sus carpas para pernoctar tras esta extenuante pero grandiosa jornada. La cena está casi lista, pero aún queda un último suspiro de sol. Sanne, Kilian, Hanne, Sven y Maarten son parte del grupo de participantes que se tiran un chapuzón en el Lago Todos Los Santos antes que la noche caiga. Muchos de ellos lo hacen desnudos y sonrientes, simbolizando así la libertad que sienten al visitar, una vez más, zonas silvestres como ésta.
 
 
 
 
Anexo: Incluir a chilenos 
Los tres principales actores de esta expedición –Project U/Turn, Hola Chile y Jass Puerto Varas–, concuerdan en que Chile, y especialmente la región de Los Lagos, tiene bastante potencial para ser el epicentro de turismo aventura accesible en Sudamérica. No es de extrañar que todos ellos tengan el mismo entusiasmo por volver a repetir un viaje similar durante la próxima temporada, pero esta vez con participantes chilenos.
 
“Para nosotros, es muy importante abrir esas nuevas puertas. Nos interesa el turismo aventura, pero queremos generar un cambio, incluyendo a más gente que normalmente no tiene acceso a un turismo así”, dice la directora de Jass Puerto Varas, Jacynthe Boudreau.
 
Una de las principales trabas para aplicarlo en Chile son los recursos. Gastos como logística, pasajes, estadías y equipos (sólo las sillas de ruedas especializadas cuestan 10 mil dólares la unidad), son tópicos importantes a considerar. En el caso de Project U/Turn, tanto los participantes como los voluntarios cancelan un arancel igualitario en el programa. La ONG, al no recibir apoyo financiero por parte del sector público ni privado, costea sus propios gastos.
 
Al menos desde el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), que ha colaborado estrechamente con Hola Chile, se han comprometido con apoyar en proyectos venideros.  “Por supuesto que queremos que esta iniciativa, que es la primera en Chile, no sea la última, y se siga desarrollando en la región. Para eso también tenemos toda la disposición y el compromiso de seguir trabajando con las organizaciones y con todos los actores que puedan colaborar”, afirma la directora regional de Sernatur Los Lagos, Claudia Díaz.
 
Estas declaraciones van en concordancia con los trabajos que la Subsecretaría de Turismo realiza junto a Conaf, para fortalecer el diseño en la infraestructura adaptada para personas con discapacidad -tales como accesos, rampas, senderos, baños, entre otros-, en 32 unidades del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (Snaspe).
 
Asimismo, la Organización Mundial del Turismo definió como lema para este año “Turismo para todos, accesibilidad universal”, con el fin de que la accesibilidad en instalaciones, productos y servicios turísticos deban ser un componente esencial de cualquier política de turismo responsable y sostenible. En este sentido, Díaz adelanta que durante este año se desarrollarán actividades con el sector público y privado para incentivar un turismo más inclusivo en el país.
 
 
 
 

¡Suscríbete hoy!

Featured Listings in Directory