Una nueva revista para la Patagonia

Correo electrónico Imprimir
En su viaje alrededor del mundo en la década de 1830, el afamado naturalista Charles Darwin volvió asombrado por lo que vio en la Patagonia. Darwin especuló que la razón por la cual estaba tan profundamente impresionado con esta región era “el campo libre abierto a la imaginación” dado por su “ilimitado” paisaje natural. 
 
Patagonia es un lugar extraordinario. 
 
En términos geográficos, es una región que se extiende prácticamente por el último extremo del territorio argentino y por un tercio de Chile. Va desde las regiones de los lagos de ambos países hasta la isla del Cabo de Hornos en el Paso Drake. La siguiente parada, la Antártica.
 
Esencialmente, Patagonia es una tierra de asombrosos contrastes naturales. Aquí el viajero puede encontrar extensos tramos de estepa desértica con mucho viento. Aunque también un paisaje de montaña dominado por glaciares, ríos torrentosos y exuberantes bosques. La diversidad de la fauna incluye colonias de pingüinos del tamaño de pequeñas ciudades, cóndores que planean los cielos como pequeños aviones y enormes ballenas azules más grandes que los dinosaurios.   
 
En 1520 el explorador portugués Ferdinand Magellan, mientras iba camino a convertirse en la primera persona en circunnavegar el mundo, se encontró con indios Tehuelches en la actual costa sur de Argentina y quedó cautivado por el enorme tamaño de sus pies. Los apodó “Patagones”, como Patagon, el gigante con cabeza de perro de la novela española Primaleon. De ahí obtuvo su nombre la región y un centenario mito de que esta era tierra de gigantes.
 
Pero, con el correr del tiempo, estos denominados gigantes, los Tehuelches, junto con otras comunidades indígenas, fueron exterminados por la esclavitud, las enfermedades y los colonos. En su lugar, ha surgido una cultura singular, eclética gracias a los inmigrantes europeos que llegaron en busca de una nueva vida.  Hasta hace poco el pastoreo de ovejas y ganado fue la principal fuente de actividad en un paisaje agreste que para estos primeros colonos parecía poco apto para ninguna otra cosa. 
 
Hasta hace tan sólo 3 décadas, la mayor parte de la Patagonia era una isla virtual debido a su remota ubicación y difícil terreno. En Chile, esto comenzó a cambiar en 1976 cuando el ex dictador militar Augusto Pinochet dio inicio a la construcción de la Carretera Austral. Esta carretera, principalmente un camino de tierra, se terminó en el año 2000 y ha mejorado significativamente las conexiones entre la Patagonia y el resto del mundo.  El ritmo del cambio se está intensificando y las iniciativas económicas propuestas o en proceso, tales como la minería, las salmoneras y los proyectos de desarrollo energético, amenazan con transformar el paisaje de tal forma que la esencia natural y cultural de esta región se convertiría en un triste recuerdo. 
 
Pero esta región también puede elegir un camino distinto. La misión de Patagon Journal es contribuir a una mayor apreciación, comprensión y cuidado de uno de los lugares más hermosos e intrigantes del planeta a través de la entrega de reportajes de alta calidad y con una extraordinaria fotografías sorprendentes.  Los invitamos a participar.

- Jimmy Langman

 

Featured Listings in Directory