Patagonia Chilena debe ser patrimonio de la humanidad

Correo electrónico Imprimir
La idea de “Patagonia Patrimonio de la Humanidadsurgióen enero de 2001, cuando dirigentes de PeaceBoat y líderes de CODEFF, (Comité Nacional pro Defensa de la Fauna y Flora) decidieron trabajar para materializarla. De allí se transformó en una propuesta, a la que se sumaron los presidentes de las comisiones de Medio Ambiente del Senado, Antonio Horvath  y de la Cámara de Diputados, Alejandro Navarro.
 
La propuesta de Patagonia Patrimonio de la Humanidad posteriormente fue respaldada por el Consejo Regional, el Gobierno de Aysén y el Senado de la República.
 
Finalmente, con acuerdo del Consejo de Monumentos Nacionales, se decidió que la Corporación Nacional Forestal, CONAF, se encargase de preparar el expediente técnico para una presentación a la UNESCO de la creación de un Patrimonio Mundial Natural.
 
El  sitio sería denominado “Hielos y Archipiélagos Patagónicos”,  el que  incluye un  área que comprende los parques nacionales Torres del Paine, Bernardo O’Higgins, Laguna San Rafael, la Reserva Nacional Katalalixar y partes de las reservas nacionales Alacalufes y Guaitecas, de las regiones de Magallanes y Aysén.
 
Ese expediente, que cuenta con el respaldo de la Ministra de Medio Ambiente, fue finalizado y entregado a comienzos de 2007 al Ministerio de Relaciones Exteriores para su tramitación ante la UNESCO.
 
Desde entonces la Dirección de Fronteras y Límites (Difrol) ha estado obstaculizando esta iniciativa.
 
El lado argentino del Campo de Hielo Sur -cuyo límite complica a la DIFROL-, ya fue declarado Patrimonio Mundial en 1981, por lo que sus aprehensiones son infundadas.
 
La valorización de status internacional de este amplio territorio nacional es de gran importancia,  entre otros, por  los misterios que guarda para la ciencia y el desafío que constituye su exploración y conservación. Este territorio contiene soberbios paisajes y expectativas de aventura para el turismo de nivel mundial, es una muestra natural única y relevante a nivel planetario de bosque templado húmedo y turberas, constituyendo la tercera área cubierta de hielos del planeta, mas un prácticamente desconocido y único ecosistema de mar interior.
 
Es por todo lo anterior que hacemos un público llamado al Gobierno Chileno, a que presente definitivamente a la UNESCO el expediente del sitio Hielos y Archipiélagos Patagónicos y demuestre en los hechos su voluntad de contar con el primer  Patrimonio Mundial Natural de Chile, el que vendría a ser un aporte sustantivo del país al resguardo de la tercera área englaciada o “tercer polo” del planeta, la que se encuentra en franco retroceso, dando así una señal clara al mundo respecto a la preocupación por el fenómeno del cambio climático y calentamiento global y por ende por el medio ambiente nacional y mundial. Esta será además el mejor aporte y señal ambiental con que la Presidenta Bachelet pueda dar para el bicentenario nacional.