Entrevista con Claudio Vidal: fotografiar la naturaleza en la Patagonia

Correo electrónico Imprimir
 Foto: Claudio VidalFoto: Claudio Vidal
 
 
Por Patrick Nixon
 
Claudio Vidal es fotógrafo especialista en fauna. Además, es socio fundador de Far South Expeditions, empresa que principalmente realiza expediciones de observación de aves, naturaleza y safaris fotográficos. Co-autor de numerosos libros, como Aves de la Patagonia; Tierra del Fuego y la Península Antártica; y Aves de Chile, sus islas Oceánicas y Península Antártica. También es parte del jurado del 5º Concurso de Fotografía de la Patagonia. Conversamos con el como parte del Ciclo de Conversatorios Online de Patagon Journal este mes para saber un poco más sobre sus perspectivas en la fotografíaAquí hay extractos de nuestra conversación:
 
NIXON: ¿Cómo nació tu interés por la fotografía? ¿Qué fue primero, el estar permanentemente haciendo excursiones motivó a la fotografía, o la fotografía a las excursiones?
VIDAL: Siempre es interesante hacer ese viaje en el tiempo, de ver cuándo fue la primera vez que manipulé una cámara, la primera vez que tienes acceso a ella. La fotografía es un interés que aparece de muy niño, fomentada por mis padres. Sin el incentivo de ellos, mi pasión por la naturaleza no hubiese existido y me hubiese dedicado a algo más. Mi primera cámara fue una cámara rusa, una Zenit, análoga muy pesada. Para mí era fantástico poder capturar un momento de la naturaleza. Pero siempre, acompañado de algo que me decía: ¿Qué es esa planta? ¿qué es esa ave?, ¿qué estoy fotografiando? No era por un asusto estético, mi aproximación a la fotografía es, más bien, documental. A mí me interesa saber más del mundo natural, más que obtener un buen retrato.
 
¿Cuál es tu relación con la Patagonia?
Para mí es una familiaridad súper natural con Patagonia, porque nací acá en Punta Arenas, en la península de Brunswick, en las playas del Estrecho de Magallanes. Con mi hermano compartimos esta pasión por la naturaleza, él es botánico, porque esta conexión con Patagonia viene desde que somos niños. Lo que ha trascendido en el tiempo, claro, pero siempre queriendo mantener esa curiosidad de niño. Es lo que quiero para mi carrera como naturalista, acompañado de una cámara fotográfica.
 
¿De qué se trata Far South Expeditions?
Comenzamos con otra empresa llamada Fantástico Sur, al alero de un proyecto CORFO, hace muchos años atrás, desarrollando la idea de traer turistas y mostrarles la naturaleza de la Patagonia, pero con un enfoque más científico. Comenzamos con esta idea cuando se desconocía el término birdwatching, era un segmento muy escaso en el turismo y lo fuimos desarrollando. Además, necesitábamos libros que orientaran al turista en relación a cuáles son las aves, cuáles son las plantas, etcétera. Por lo tanto, la otra parte de nuestra empresa se enfocó en lo editorial. En el tiempo hemos hecho unas 20 publicaciones, la mayoría de ellas guías de campo para ser utilizadas en terreno. Entonces, no solamente es llevar a la gente al terreno, hacer viajes para promover Chile, sino hacer que la gente se interese en Patagonia y producir textos para que la persona interesada estudie el tema y pueda desenvolverse bien.
 
¿De qué se trata el concepto Festina Lente?
Es un proverbio, que de alguna manera me acompaña siempre que voy al campo y tengo que prepararme para fotografiar un ave, un mamífero o un paisaje, siempre tiene que estar presente esta máxima que me recuerda no arrebatarme, la definición de este concepto sería apresúrate lentamente. El trabajo fotográfico es un balance entre la urgencia del momento y la diligencia. Tienes que hacer las cosas metódicamente y sin errores. Si tú te apuras vas a cometer errores en la manipulación de la cámara, o vas a provocar un comportamiento indeseable en el sujeto. Para eso hay que estar trabajando comprometidamente con el momento, con la sensación de que el tiempo no se escapa, no pasa, no transcurre.
 
 
 
¿Qué tipo de destreza son importantes para este tipo de fotografía?
Además de la paciencia y la calma, necesitas reconocer tus habilidadestus propias destrezas y torpezas. Por ejemplo, a mí me da mucho pudor fotografiar a personas. Conocer y anticipar algunos movimientos de lo que uno está fotografiando. Conocer lo que uno está fotografiando, porque no queremos producir disturbios en la fauna que está fotografiando. Hay un juego de técnica y equipo, pero también un límite dominado por la moderación que nos indica que no queremos intervenir tanto. Cuando sales a fotografiar con más gente es importante observarlos cómo se comportan con la cámara. Todos tienen su forma de componer. 
 
¿Cómo varía el equipo que llevas según lo que vas a fotografiar?
Hace unos 10 años atrás, cuando comencé con lo de la fotografía llevaba entre 10 a 15 kilos en la mochila, era ridículo. Me preguntaba ¿por qué llevo tantas cosas al terreno?  A lo largo del tiempo, he aprendido que mientras más minimalista sea el equipo, mejores son los resultados porque uno está más enfocado en la oportunidad. A mí me interesan las tres ramas de la fotografía de naturaleza. Para fotografía de paisajes llevo un gran angular o un lente con rango de 24-70 ó 24-105. Pero también me interesa la fotografía macro, entonces estoy obligado a llevar un lente macro de 100 mm o 180 mm, de acuerdo a la ocasión. Si es una planta el de 100 mm es perfecto, pero si es una lagartija o un insecto, mientras mayor distancia focal, el sujeto va a estar más relajado y no va a escapar de mí. En conclusión, hay que ser minimalista para no confundirse con un inventario de accesorios.
 
En ese contexto, cuando sales a fotografiar, ¿vas con un objetivo claro de lo que quieres fotografiar para no llevar todo el equipamiento?
Absolutamente. Tendrás tiempo para jugar con tus cámaras y preparar el equipo en casa, en el hotel o en la carpa, para luego estar preparado para cuando llegue el momento. Es de lo que habla Festina Lente, este juego con el tiempo, apresurarse lentamente. Llegar al lugar sabiendo los horarios de la luz para tus fotografías. Todos fallamos en el experimentar fotográfico y no hay que sentirnos frustrados. Ya sea por el motivo que sea, tomar todo esto como una recolección que nos ayuda a tener resultados finales.
 
Partiste con fotografía análoga, pero hoy en día has cambiado a la digital, con toda la tecnología que eso conlleva ¿qué opinas de la evolución de la fotografía?
A mí me gusta la fotografía documental, me gusta ser fiel a lo que estoy mirando. Para lograrlo, por ejemplo, utilizo mis binoculares. No me gustan mucho los filtros de colores, porque me gusta retratar el color exacto de cada cosa, pero si las variables de lightroom me acercan a la realidad que yo vi al momento de sacar de fotos, lo utilizo, pero sin exagerar. Yo soy más vieja escuela. Creo que hay que hacer una representación más natural. Si quieres hacer algo más natural, restríngete a lo que el momento te dio. Hay que jugar con la luz.
 
Como parte del jurado del 5º Concurso de Fotografía de la Patagonia, ¿Qué vas a observar en las fotos?
A mí, personalmente lo que me seduce de una foto, es que es un momento preciso, pero también es una búsqueda en la cual queda la huella de la persona detrás del lente. Queda la motivación de una persona, queda plasmada su mirada. ¿Es una mirada original? ¿es una fotografía muy influenciada por otros fotógrafos? A mí me encanta esa mirada independiente, que sea aventurada y atrevida.