Greta Thunberg, a pocos días de la COP26: “Seguimos sin afrontar realmente el problema”

Correo electrónico Imprimir
Greta Thunberg el sábado en un concierto sobre el clima en Estocolmo, Suecia.Greta Thunberg el sábado en un concierto sobre el clima en Estocolmo, Suecia.
 
 
La joven activista del clima comenta su opinión sobre la próxima reunión de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, que comenzará a finales de este mes.
 
 
Por Antonia González
 
"En una emergencia como en la que estamos ahora, todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad moral”, dijo Greta Thunberg, con una sudadera con capucha mientras hablaba desde la mesa de su cocina en Estocolmo, en una entrevista concedida la semana pasada a la colaboración de medios de comunicación mundiales Covering Climate Now.
 
“Utilizar cualquier poder que tengamos, cualquier plataforma para intentar influir y empujar en la dirección correcta, para hacer un cambio", dijo. "Creo que ese es nuestro deber como seres humanos", fueron algunas de las palabras de la joven, en el marco de la próxima COP26 que tendrá lugar en Glasgow, Escocia.
 
La dicha conferencia, que se realizará del 31 de octubre al 12 de noviembre, será crucial en la toma de decisiones sobre los próximos pasos a seguir para reducir el impacto del cambio climático. La llamada Cumbre de Líderes sobre el Clima tiene como objetivo certificar las promesas de limitar la temperatura global para que no suba más de 1,5 grados centígrados por encima del promedio preindustrial.
 
Sin embargo, para Greta Thunberg, la joven activista sueca que cumplió 18 años a principios de este año, el éxito en la próxima reunión climática de la ONU llegaría solo si los líderes mundiales aceptan que sus acciones no están a la altura de sus palabras. “Ningún líder mundial está tomando medidas suficientes. Si así fuera, sería estupendo, sería muy bueno porque eso significa que el mundo podría seguirlos. Imagínense lo que pasaría si un país empezara a actuar como si fuera una emergencia, pero desgraciadamente no estamos viendo eso hoy”, aseguró.
 
Para la activista, se requiere una honestidad inquebrantable sobre la brecha entre lo que decimos y lo que realmente hacemos, muy por el contrario de lo que está sucediendo ahora, comenta. “Estamos tratando de encontrar soluciones concretas y pequeñas que sean simbólicas para que parezca que estamos haciendo algo, sin afrontar realmente el problema. Seguimos sin contar todas las emisiones cuando anunciamos objetivos. Seguimos utilizando la contabilidad creativa cuando se trata de reducir las emisiones, etc.  Mientras sea así, no llegaremos muy lejos".
 
Greta dijo que sí asistirá a la conferencia del próximo mes, pero espera sentirse decepcionada una vez más. Cree que no son más que negociaciones y conversaciones vacías que no conducen realmente a la acción. No obstante, piensa que la reunión de miles de funcionarios gubernamentales, activistas, científicos y periodistas es una gran oportunidad para movilizarse. “Poner de relieve esta crisis, mostrar que estamos en una emergencia, y esa es, creo, la oportunidad que vamos a utilizar para tratar de movilizar a la gente en torno a esto”.
 
 

 
 
La joven, que muchos pensaron que podría ganar el Premio Nobel de la Paz este año, también hizo un llamado a los medios de comunicación del mundo a comunicar de forma correcta la emergencia en la que nos encontramos. Señaló que "si los medios de comunicación decidieran, con todos los recursos que tienen, utilizar su plataforma podrían llegar a innumerables personas en poco tiempo, y eso podría tener enormes consecuencias, consecuencias positivas".
 
En la entrevista, también respalda las numerosas demandas que actualmente exigen compensaciones a las empresas de combustibles fósiles como Exxon, British Petroleum y Chevron, de las que dice que, a pesar de que sus propios científicos les dicen lo contrario, llevan 40 años mintiendo sobre el cambio climático. "Creo que estas personas deben rendir cuentas por todo el daño que han causado, especialmente para las personas cuyas comunidades y cuya salud y medios de vida han sido devastados por las acciones de estas empresas", dijo. "Creo que eso es lo mínimo que se puede pedir".
 
El mensaje de Thunberg
Desde que emergió por primera vez en el escenario mundial sobre el cambio climático, el mensaje de Greta Thunberg ha sido consistente: escuchar a la ciencia y hacer lo que requiere. “La ciencia dice que nuestra casa planetaria está literalmente en llamas, y los líderes mundiales y todos los demás deberían actuar como tal”.
 
Es por esto, que cree que por el momento la única opción que tenemos es repetir el mensaje. "Por eso salimos a la calle, porque hay que repetir el mismo mensaje...hasta que la gente lo entienda. Creo que es la única opción que tenemos. Si en el futuro encontramos otras formas de hacer que funcionen mejor, entonces quizá cambiemos".
 
Además, aseguró que ve muchos puntos positivos en la emergencia climática, y citó a los millones de personas de todo el mundo que están actuando. “Creo que todo activista ha tenido muchos momentos en los que ha pensado que "no puedo hacer nada, no puedo marcar la diferencia", por supuesto, eso me incluye a mí también. Pero creo que todos juntos hemos demostrado que eso no es cierto. Cuando la gente se une para organizarse, para movilizarse y para hacer campañas que pueden tener un impacto masivo, puede cambiar todo, puede cambiar la percepción pública. Así que nada es demasiado pequeño”.
 
"Cuando actúo, no me siento impotente y sin esperanza, porque siento que estoy haciendo todo lo que puedo. Me parece increíblemente esperanzador que la gente, tanta gente, esté dispuesta a cambiar y esté preparada para el cambio”, finalizó.