Programa comunitario de monitoreo de calidad del agua en Futaleufú

Imprimir

 

 
Por Lydia Blanchet y Rocío González
Nota del Editor: La siguiente es de la Edición 22
 
Recopilar datos consistentes sobre la calidad del agua es como tomar el pulso de un río.  El monitoreo puede alertarnos sobre problemas existentes o en desarrollo en el ecosistema acuático y los datos recopilados pueden usarse para tomar decisiones acertadas sobre el manejo de las aguas. En el mundo de hoy, los datos de calidad del agua son una herramienta esencial para comprender y predecir las innumerables formas en las que el clima, que cambia rápidamente, afecta nuestro recurso más valioso: el agua.
 
En cuencas prístinas que se enfrentan a un rápido desarrollo como la del Futaleufú en la Región de Los Lagos, Chile, la necesidad de establecer un programa de monitoreo del agua es aún más urgente. Sin embargo, en Chile, y en la Patagonia en particular, muy pocos ríos son monitoreados de manera confiable. El monitoreo por parte de las agencias gubernamentales es inconsistente en el mejor de los casos, y los datos, cuando se recopilan, son difíciles de localizar. Entonces, en ausencia de entidades confiables de monitoreo gubernamental o académico, ¿qué otras opciones existen?
 
El monitoreo comunitario de la calidad del agua es un modelo de monitoreo accesible y de bajo costo que educa y capacita a la comunidad, ayudando a democratizar la gestión del agua. A través de este modelo de ciencia ciudadana, los y las voluntarias  reciben capacitación en métodos de muestreo de agua y se les proporciona el equipo necesario. Después de su capacitación, los y las monitoras son responsables de tomar muestras periódicas de un sitio predeterminado específico. Distribuidos estratégicamente alrededor de una cuenca hidrográfica -por ejemplo, al elegir sitios aguas arriba y aguas abajo de un posible contaminante- estos datos pueden formar una imagen completa de la salud en evolución de un río u otro cuerpo de agua.
 
Uno de los aspectos más atractivos de un modelo basado en la comunidad es su accesibilidad, tanto en términos de costo como de falta de necesidad de profesionales capacitados. Sin embargo, podría decirse que el mayor beneficio de un modelo basado en la comunidad es el factor de participación y compromiso humano. Como monitoras y monitores voluntarios, los miembros de la comunidad participan en el proceso de recopilación y análisis de datos. Están preparados y alertas a los cambios en el comportamiento del río y los factores que impulsan estos cambios. Poner estos datos en manos de la gente es un paso hacia la democratización de la gestión del agua. Como el único país del mundo con derechos de agua totalmente privatizados, mantener a los ciudadanos interesados e informados sobre la salud de sus ríos es especialmente importante en Chile.
 
 
Futaleufú Riverkeeper está monitoreando los aspectos físico-químicos del agua.Futaleufú Riverkeeper está monitoreando los aspectos físico-químicos del agua.
 
 
Monitoreo Comunitario en Futaleufú
En el mundo exterior, Futaleufú, Chile, es mejor conocido por su homónimo, el río Futaleufú, que alberga una de las mejores aguas blancas para el rafting y el kayak en el mundo. Menos conocido es el río Espolón, principal tributario del Rio Futaleufú, que atraviesa la ciudad y es, en muchos sentidos, el río de la gente del pueblo. En días soleados, las personas acuden en masa a las playas de arena del Espolón para nadar y pescar, y sus aguas blancas y amigables brindan un lugar de entrenamiento perfecto tanto para kayakistas principiantes como para experimentados. Desafortunadamente, su proximidad a la ciudad también la ha convertido en víctima del desarrollo humano: los tramos superiores del Espolón han quedado profundamente marcados por la extracción de ripio, el desbordamiento periódico de la planta de tratamiento de aguas residuales han contaminado sus aguas, y la construcción y el desarrollo urbano están floreciendo rápidamente a lo largo de sus orillas. Además de eso, la reciente llegada del alga invasora Didymo ha cubierto su lecho con una capa gruesa y viscosa de color marrón, oscureciendo su color turquesa vibrante habitual y afectando su ecosistema de maneras que aún no se comprenden completamente.
 
Con el fin de rastrear los efectos del desarrollo en nuestros ríos, este verano, Futaleufú Riverkeeper estableció el primer programa comunitario de monitoreo de calidad del agua en la Patagonia. Nos asociamos con Global Water Watch, una organización internacional que ha ayudado a desarrollar programas basados en la comunidad en todo el mundo, para adquirir los kits de monitoreo y organizar un taller de capacitación de una semana para monitores voluntarios. Durante el taller, certificamos a 17 nuevos monitores y monitoras de la comunidad local en metodología de muestreo físico-químico y bacteriológico.
 
El objetivo de la iniciativa es establecer una línea base de calidad del agua y convertirnos en la primera barrera de defensa para detectar e identificar problemas emergentes de calidad del agua. Este programa es una herramienta vital para el manejo futuro de nuestra cuenca, que ayudará a identificar focos de contaminación y presionar por políticas ambientales más efectivas relacionadas al uso del suelo y del agua. La información precisa mejora enormemente el trabajo de promoción y permite respuestas rápidas ante cualquier nueva amenaza para Futaleufú y sus principales afluentes.
 
En esta primera etapa estamos monitoreando aspectos físico químicos del agua, tales como pH, alcalinidad, turbiedad y oxígeno disuelto, así mismo como análisis bacteriológico. En etapas venideras esperamos incorporar monitoreo de bio-indicadores, que pueden ser macroinvertebrados, aves y anfibios.
 
Junto con la recopilación de datos, estamos trabajando en la construcción de un fuerte elemento educativo del programa para comunicar la importancia de conservar nuestros ríos y estar alerta ante las amenazas que éstos enfrentan. Los datos se resumirán en informes anuales y se presentarán a la comunidad, y, antes del brote de COVID-19, estábamos trabajando con la Escuela de Futaleufú para incluir el programa en las clases de ciencias.
 
También esperamos ampliar el alcance del programa más allá de las fronteras nacionales. Futaleufú es una cuenca binacional: el río Futaleufú proviene del lago artificial Amutui Quimey en Argentina, creado por la represa Futaleufú. Varios otros ríos se unen al Futaleufú –conocido en Argentina como Río Grande- en su camino a través de los Andes hacia Chile, incluido el río Percy. Los "Voluntarios por el río Percy" son un grupo de ciudadanas entusiastas que periódicamente realizan campañas de limpieza y educación ambiental relacionada con el río. También miden la calidad del agua, utilizando la metodología de Global Water Watch. Uniendo experiencias, voluntades y fuerzas, vemos para el futuro de la Cuenca de Futaleufú un plan binacional de monitoreo del agua, que nos permita no sólo detectar situaciones emergentes, sino que también abra puertas para una gestión más integral del agua a nivel de la cuenca.
 
 
Carrera comunitaria de kayak en el Espolón durante el Futa Fest hace unos años.Carrera comunitaria de kayak en el Espolón durante el Futa Fest hace unos años.
 
 
Ciencia, Comunidad y Conservación de los ríos
Afortunadamente para nosotras, el muestreo de agua es una actividad inherentemente de distancia social, y hasta ahora el programa ha podido continuar como de costumbre bajo la pandemia COVID-19. Nos hemos inspirado en la dedicación y el entusiasmo de nuestros monitores y monitoras, de quienes depende el éxito del programa. Una comunidad activa y comprometida que mantiene sus ojos y oídos en el río está alerta a las amenazas y rápidamente puede tomar medidas efectivas para abordarlas.
 
Lo mejor de todo, nuestro programa ayuda a reforzar el tejido socioambiental de Futaleufú. Nuestros voluntarios actuales representan un amplio espectro de la comunidad: son profesoras y médicos, funcionarios públicos y empresarios de turismo, amas de casa y trabajadores de la construcción, todos unidos por una preocupación mutua por el medio ambiente. Al reunir a estas personas y armarlas con las herramientas y el conocimiento necesarios, fortalecemos sus lazos con su comunidad y sus ríos.
 
Para conectarte con Futaleufú Riverkeeper síguenos en Facebook, Instagram, o en nuestra página web www.futaleufuriverkeeper.org. Para más información del modelo de monitoreo de Global Water Watch, visita www.globalwaterwatch.org.
 

 

 
Related articles :